1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Angela Merkel rechaza un nuevo descuento a la deuda griega

La canciller alemana recordó que Grecia ya estuvo exenta de pagar miles de millones de euros. Dijo que esperará que Tsipras presente un plan económico.

La dura actitud adoptada por el gobierno de Grecia ante la troika y los planes de austeridad recibieron una respuesta en la misma línea este sábado (31.01.2015), cuando la canciller de Alemania, Angela Merkel, descartó de plano que pueda haber un nuevo descuento a la deuda que tiene Atenas con sus acreedores internacionales, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Central Europeo y la Comisión Europea.

En entrevista con el periódico alemán Die Welt, Merkel recordó que “ya ha habido una renuncia voluntaria por parte de los acreedores privados. Grecia ya ha estado exenta de pagar miles de millones (...) No preveo una nueva rebaja”. Agregó que “Europa seguirá mostrando solidaridad con Grecia, como con otros países especialmente afectados por la crisis, si estos países se comprometen a hacer sus propias reformas y esfuerzos de ahorro”.

La autoridad germana añadió que “el objetivo de nuestra política ha sido y es que Grecia sigue siendo una parte permanente de la comunidad del euro” y “con ese fin, Grecia y los socios europeos hacen su aportación. Aparte de eso, ahora estoy esperando a ver qué conceptos presentará el Gobierno griego”. Sin el apoyo de los acreedores internacionales, Grecia podría verse de nuevo en una aguda crisis financiera.

Fortalecer la amistad

Grecia viene recibiendo apoyo financiero internacional desde 2010 para evitar la quiebra a cambio de masivas medidas de ahorro. Tsipras ganó las elecciones con la promesa de terminar con esa política. El viernes, su gobierno anunció que dejará de cooperar con la “troika” de acreedores formada por el Banco Central Europeo (BCE), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Comisión Europea.

El problema es que sin poder acceder a los mercados debido a los altísimos intereses que pagaría, Atenas tiene dinero en efectivo para cubrir sus necesidades de financiación para el próximo par de meses. Pero se enfrenta a vencimientos por valor de 10.000 millones de euros durante el verano boreal. Pese a este escenario, Merkel mostró disposición a colaborar. “Le deseo éxito y fuerza (a Tsipras). “Espero que podamos seguir fortaleciendo la amistad entre nuestros dos pueblos”.

DZC (dpa, EFE, Reuters)

DW recomienda