1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Amenazan al presidente electo de Austria

El presidente electo de Austria, Alexander Van der Bellen, ha recibido amenazas de ultraderechistas que llaman a "luchar" y cometer "atentados", y además han difundido la dirección privada del político ecologista, según informa el diario Der Standard. Según ese diario, en su edición impresa de este miércoles (25.5.2016), un usuario difundió en la página web del líder del derechista Partido Liberal (FPÖ), Heinz Christian Strache, la dirección privada de Van der Bellen. Otra persona animó en el mismo foro a cometer en el domicilio del político "atentados". Las frases fueron borradas tiempo después, pero han quedado registradas en capturas de pantalla y la policía las está investigando. El diario asegura que usuarios de Facebook han escrito también llamamientos a la violencia en esa red social. "Todo aquel que todavía se sienta medio austríaco debe demostrar que nos defenderemos", indica un miembros en esa red social. "Montad bandas que actúen y sean capaces de golpear", declaraba otro usuario, y agregó: "a partir de ahora hay que luchar". Der Standard asegura que en el Ministerio del Interior están al tanto de las amenazas y se las toman "muy en serio", por lo que han aumentado el dispositivo de seguridad en torno al electo presidente, que no asumirá su cargo hasta el próximo 8 de julio. Van der Bellen ganó las elecciones presidenciales del pasado domingo con el 50,3 % de los votos y evitó que el candidato de la derecha populista, Norbert Hofer, se convirtiera en el primer jefe de Estado de la Unión Europea de extrema derecha. El político ecologista hizo un llamamiento a la reconciliación tras las elecciones, dijo que sería el presidente de todos los ciudadanos y prometió que trabajaría para ganarse la confianza de quienes votaron a su contendiente. Strache ha pedido en las últimas horas en las redes sociales que se respete el resultado de las elecciones y un "desarme de las palabras", pero prometió que investigarán todos los indicios de irregularidades en las lecciones. Numerosos seguidores del FPÖ han denunciado que el resultado era un "fraude" y que no reconocían a Van der Bellen como presidente. El líder ultraderechista ha llamado a sus seguidores "a la calma y la moderación", después de que tuviera que eliminar numerosos comentarios de su Facebook que son "totalmente incompatibles con el respeto a la democracia, a los candidatos y a sus votantes". (EFE)