1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Migraciones

América Latina: la migración de la violencia

La presión migratoria de América Latina sobre Estados Unidos continúa siendo enorme. El muro de Trump exacerba aún más una situación de crisis humanitaria existente desde hace décadas.

Unos 30 millones de latinoamericanos y caribeños viven en países diferentes a los que nacieron, según un informe de la CEPAL, basado en censos de 2010. Hay tres flujos migratorios principales: la mitad de los emigrantes tienen como destino Estados Unidos, un cuarto al resto del mundo y un cuarto es migración intrarregional.

Mientras que la emigración al resto del mundo y la intrarregional transcurren por vías más o menos ordenadas, la presión migratoria ilegal sobre Estados Unidos, que parte fundamentalmente de México y América Central, tiene desde hace décadas ribetes dramáticos.

"La situación de la emigración ilegal de México y América Central hacia Estados Unidos es crítica desde hace muchos años. Con el muro de Trump, se exacerbó aún más”, dijo a DW Bernd Hoffmann, director de la oficina en Berlín del German Institut for Global and Area Studies (GIGA) Berlín.

El experto agrega: "Debajo de la superficie es desde hace tiempo una crisis humanitaria. Las condiciones en las que los migrantes centroamericanos ilegales son conducidos a través de México son dramáticas. Las violaciones de los derechos humanos están a la orden del día”.

Más información:

Asilo y migración en América Latina: límites difusos

“Migración de niños solos es un problema humanitario”

 

Principales causas: la miseria y la violencia

Las principales causas de emigración de los centroamericanos son la miseria y la violencia. "En casi todos los países centroamericanos impera una gran violencia a todos los niveles, tanto de bandas criminales como del Estado y a nivel de protagonistas privados.” La situación es extrema en el "Triángulo del Norte”, formado por Guatemala, Honduras y El Salvador.

"En particular medida son víctimas de la violencia las mujeres. Además, justamente en las migraciones se registra una violencia sexualizada contra las mujeres. También los niños constituyen un grupo particularmente vulnerable, expuesto a grandes sufrimientos en la ruta hacia Estados Unidos, en la que dependen de los 'coyotes' y de la arbitrariedad estatal”, agrega Hoffmann.

"Los gobiernos centroamericanos implementan uno que otro programa, pero la situación económica permanece precaria y los programas no tienen mucho éxito. Por eso, el principal problema no es la emigración, sino que son las condiciones económicas y sociales en los países”, dice el experto.

Infografik Karte Fluchtrouten Mexiko SPA

Rutas de la emigración de América Latina hacia Estados Unidos a través de México.

Las otras migraciones

Los otros dos grandes flujos migratorios son mucho menos problemáticos. Una cuarta parte de la migración latinoamericana tiene como destino Europa, principalmente España, Italia y Portugal. Debido a la gran distancia, los controles y los costos que esa emigración supone, se trata de corrientes migratorias mucho más ordenadas.

El tercer flujo migratorio es que se da entre los propios países de la región. Los intercambios de población entre los países latinoamericanos crecen facilitados por la integración regional.  En la Argentina viven unos dos millones de inmigrantes, sobre todo bolivianos y paraguayos; en Ecuador, 20.000 colombianos y 16.000 peruanos; en Chile 100.000 peruanos y 50.000 argentinos; en la República Dominicana, 500.000, en un 90% haitianos; en Costa Rica 400.000, sobre todo nicaragüenses y colombianos. 

El muro: efectos colaterales

USA Mexiko Grenze (Reuters/J. L. Gonzalez)

Muro ya existente entre Ciudad Juárez y Nuevo México: efectos colaterales

El muro de Trump y las expulsiones de Estados Unidos no solucionan los problemas de fondo que causan los flujos migratorios hacia Estados Unidos. Por ello, el experto cree que derivará en una mayor presión sobre México, pero también sobre terceros países.

"El endurecimiento de la política migratoria de Donald Trump afecta, naturalmente, a los mexicanos. Pero en la misma medida a los centroamericanos. En tanto el país de destino, los Estados Unidos, quede bloqueado, la presión migratoria sobre México aumentará”, dice Hoffmann.

Y agrega: "Los migrantes intentarán quedarse en México o acceder a terceros países. Eso hará aumentar la presión migratoria hacia otros destinos. Si bien no hacia Europa, por la distancia y un problema de costos, pero sí hacia otros países en la región”.

 

 

 

DW recomienda