1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Alemania y Austria recibirán a refugiados que viajan desde Hungría

El primer ministro austríaco, Werner Faymann, conversó con la canciller Angela Merkel y acordaron la medida excepcional.

Una luz al final del túnel para los cientos de refugiados que no han podido en los últimos días dejar Budapest para dirigirse a sus destinos finales: Austria o Alemania. La madrugada de este sábado (05.09.2015), el primer ministro austríaco, Werner Faymann, aseguró en su página de Facebook que su gobierno, en acuerdo con el de Alemania, decidió permitir que los refugiados sigan su viaje hacia esos países una vez que lleguen a la frontera.

La crisis se desató en Budapest, Hungría, cuando los trenes que debían viajar hacia Alemania no salieron más de la estación de la capital húngara. Algunos refugiados se quedaron a dormir en los carros, otros pocos fueron llevados a centros de acogida, pero cientos comenzaron a caminar por las autopistas con dirección a Austria. A última hora del viernes 4 de septiembre, el gobierno de Hungría decidió poner buses a su disposición.

“Con motivo de la emergencia que se vive en la frontera, Alemania y Austria acordaron permitir el viaje de los refugiados hacia ambos países”, publicó el jefe de gobierno austríaco. Faymann conversó antes con el premier húngaro Viktor Orban. El viernes, cientos de personas dejaron los campos provisionales donde debían ser registrados, en su desesperación por llegar a un destino mejor. La decisión de Austria y Alemania es una medida excepcional ante la situación que se vive en las fronteras.

Que Hungría ayude

“Al mismo tiempo esperamos de Hungría la disponibilidad a resolver los problemas que persisten de acuerdo con el reparto justo de refugiados y el mecanismo para emergencia a los que aspira la Comisión Europea, y a los que contribuimos hoy”, señaló Faymann, refiriéndose así a la negativa del gobierno de Orban a aceptar cuotas obligatorias en un reparto de refugiados en toda la Unión Europea, un rechazo que comparte con los gobiernos de la República Checa, Eslovaquia y Polonia.

En la frontera austro-húngara se espera la llegada de miles de refugiados en las próximas horas, luego de que en la madrugada partieran en buses desde la estación de trenes Keleti de Budapest y desde un punto de la autopista húngara M1, aproximadamente a 27 kilómetros de la capital, hasta donde habían llegado muchos de ellos caminando. Budapest había exigido al gobierno austríaco que diera a conocer su postura hacia la llegada de la ola migratoria.

DZC (Reuters, dpa, EFE)