1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Alemania suspende las deportaciones de refugiados afganos

La canciller Angela Merkel anunció la suspensión temporal de las expulsiones hasta que sea evaluada la situación de seguridad en Afganistán y tras el ataque del miércoles en Kabul.

El Gobierno alemán y los 16 estados federados del país acordaron este jueves (01.06.2017) suspender provisionalmente las deportaciones de refugiados afganos, a raíz del atentado terrorista perpetrado este miércoles en las cercanías de su embajada en Kabul, donde murieron 90 personas y 460 resultaron heridas.

El anuncio ocurre un momento de tensión en Alemania sobre el tema, ya que voces críticas de ONG, de políticos socialdemócratas y de oposición han pedido al Gobierno paralizar las expulsiones colectivas de ciudadanos afganos a su país de origen, alegando la falta de seguridad. Esta presión aumentó notablemente tras el ataque terrorista del miércoles.

El gobierno alemán rechazó el llamado, aunque si canceló un vuelo de deportación de un grupo de afganos que debía haber despegado ayer desde Alemania. Sin embargo esto no se debía al la situación de seguridad, sino por motivos logísticos, ya que la embajada de Alemania en no podía participar en la recepción de los deportados, al sufrir daños en el atentado.

La canciller Angela Merkel, cambió de parecer en el asunto y anunció este jueves la suspensión de las polémicas repatriaciones hasta que el Ministerio de Exteriores pueda certificar las condiciones de seguridad necesarias para reanudarlas.

La líder alemana hizo el anuncio en una comparecencia ante los medios, tras reunirse en la Cancillería con los dirigentes de los estados federados, donde abordaron entre otras cuestiones la política de asilo.

Merkel mencionó mediados de julio como posible fecha para que Exteriores pueda analizar la situación en Afganistán, aunque advirtió de que, "obviamente", este margen de tiempo estaba condicionado a lo que pueda acontecer.

El Gobierno alemán había sostenido hasta ahora que el nivel de inseguridad en todas las regiones afganas no era igual y había mantenido su apuesta por deportar a los solicitantes de asilo que no consiguen protección en Alemania.

Según datos difundidos por medios locales, desde que fue firmado el acuerdo para agilizar las repatriaciones el pasado octubre, se han expulsado a unos 106 afganos a su país de origen.

En un intento de deportación el miércoles en Núremberg (sur), estudiantes de un instituto de formación profesional intentaron evitar la detención de uno de sus compañeros, un afgano de 20 años, con orden de expulsión. Alrededor de trescientas personas se unieron finalmente en una protesta espontánea, donde nueve policías resultaron heridos y tres personas fueron detenidas.

JCG (EFE, dpa, Reuters)

DW recomienda