1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Alemania reabre centro comercial cerrado por alarma terrorista

Los servicios secretos alemanes habían informado a la Policía de un posible atentado en el centro comercial de Essen, en el centro-oeste del país.

El centro comercial de la ciudad alemana de Essen, clausurado a primera hora del sábado (11.03.2017) debido a una amenaza terrorista, reabrió sus puertas al público este lunes. "Estamos todos de nuevo en nuestros puestos de trabajo", declaró la gerente del centro "Limbecker Platz", Alexandra Wagner, al tiempo que indicó que todas las tiendas abrieron en sus horarios habituales.

No nos han facilitado información alguna de que alguna de las tiendas permanezca aún cerrada por cuestiones de seguridad, agregó la gerente de uno de los centros comerciales más grandes situado en el interior de una ciudad alemana. "La vida continúa", explicó, e indicó que los dueños de las tiendas se mostraron comprensivos con el cierre del edificio en el que un sábado por la tarde se pueden congregar hasta unas 60.000 personas.

Los servicios secretos alemanes, de acuerdo con datos proporcionados por el ministro de Interior, Thomas de Maizière, informaron a la Policía de un posible atentado en el centro comercial de esta localidad del centro-oeste del país. Al recibir la información, las fuerzas de seguridad decidieron clausurar el recinto durante todo el día.

El centro comercial, Limbecker Platz, uno de los más grandes en el interior de una ciudad alemana, estuvo cerrado todo el sábado. Las tiendas alemanas no abren los domingos. (picture alliance/dpa/B. Thissen)

El centro comercial, "Limbecker Platz", uno de los más grandes en el interior de una ciudad alemana, estuvo cerrado todo el sábado. Las tiendas alemanas no abren los domingos.

Los dos hombres detenidos como sospechosos ya se encuentran en libertad. "Las investigaciones continúan", declaró una portavoz de la Policía de Essen, sin dar más detalles. Todo indica que estos hombres fueron detenidos no como sospechosos directos, sino por ser personas de contacto del supuesto terrorista, que sería miembro del ambiente salafista en Oberhausen y habría estado ya bajo la mira de las autoridades alemanas.

Alemania ha reforzado su seguridad ante posibles amenazas terroristas con el objetivo de que no se vuelva a repetir un atentado islamista como el perpetrado en diciembre por el tunecino Anis Amri, que embistió a la multitud en un mercado navideño de Berlín causando la muerte de 12 personas e hiriendo a medio centenar (dpa).