Alemania pone freno al endeudamiento | Economía alemana | DW | 02.07.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía alemana

Alemania pone freno al endeudamiento

El gobierno alemán planea no endeudarse más a partir de 2014. El ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, subrayó la importancia de cumplir con esa premisa para aumentar la confianza.

“¡Cumplimos con nuestra palabra!”, dijo el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, durante la presentación del plan de financiamiento del presupuesto para el período 2014-2018, un plan histórico, ya que Alemania tiene la intención de no contraer nuevas deudas en 2015 y en los años siguientes.

Schäuble recordó que la Federación tuvo que tomar crédito por 86.000 millones de euros durante la crisis en la zona euro, pero que ya entonces prometió reducir su nuevo endeudamiento a cero. Con un poco de suerte, y debido a los bajos intereses y al aumento del ingreso impositivo, se pudo lograr reducir el déficit fiscal. Según el ministro, ese "cero” es un factor psicológico que influye en los mercados y tiene gran significado para la economía alemana.

Más margen a partir de 2016

Alemania planea reducir su deuda al 60 por ciento del PIB.

Alemania planea reducir su deuda al 60 por ciento del PIB.

En lo que respecta al orden político, tanto el gobierno actual como el anterior ajustaron las riendas fiscales en los últimos años. Desde 2010 no han aumentado los gastos, explicó Schäuble. Eso también ha de valer para 2015. Solo si aumentan los ingresos fiscales, habrá más margen para nuevos gastos en 2016. Hasta 2018, se espera que los ingresos y egresos se incrementen a 327.000 millones de euros. Pero también en el futuro se deberá controlar el gasto público de manera estricta, señaló el ministro, ya que el cambio demográfico es un desafío para la seguridad social y para el estándar de vida en Alemania.

Una montaña de deudas

La tasa de endeudamiento de la Federación ronda el 77 por ciento, y bajará hasta 2018 a menos del 70 por ciento, aseguró Schäuble. En un lapso de diez años, deberá disminuir a menos del 60 por ciento del Producto Interno Bruto, a fin de cumplir con los criterios de Maastricht para la Unión Europea.

El plan del ministro alemán de Finanzas no prevé devolver los 1.300 millones de euros de deuda. Solo si las ganancias del Banco Central Alemán superasen los 2.500 millones de euros, el excedente se destinaría a la amortización de la deuda.

DW recomienda