Alemania: kurdos salen a la calle a protestar contra Erdogan | Alemania | DW | 03.09.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Alemania: kurdos salen a la calle a protestar contra Erdogan

Miles de personas se congregaron en Colonia para exigir la libertad del líder del PKK, Abdullah Öcalan, y rechazar al presidente de Turquía.

Unos 30 mil personas se reunieron este sábado (03.09.2016) en la ciudad alemana de Colonia, para exigir la liberación del líder kurdo Abdullah Öcalan, encarcelado en Turquía, y expresar su rechazo a las políticas impulsadas por el presidente de ese país, Recep Tayyip Erdogan, contra la numerosa comunidad kurda que habita en el este turco. La manifestación, pacífica y festiva, contó con la vigilancia de unos mil agentes de la Policía.

Los presentes enarbolaron banderas con el rostro de Öcalan, líder del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), catalogado como grupo terrorista por la Unión Europea (UE) y EE. UU. Bajo el lema “Contra la dictadura y por la igualdad de trato”, la protesta se celebró en el mismo lugar donde hace un mes cerca de 40.000 personas de origen turco se dieron cita para expresar su apoyo a Erdogan tras el fallido golpe de Estado en Turquía.

Turquía y el PKK han estado en guerra desde hace 30 años. Las conversaciones de paz que llevaban adelante los kurdos y el Gobierno de Erdogan colapsaron en 2015 y desde entonces los enfrentamientos entre milicianos y el Ejército se han incrementado. Los asistentes a la manifestación en Alemania aseguraron que su protesta es también contra los ataques turcos y la purga realizada en las fuerzas armadas tras el fallido golpe.

Öcalan, interlocutor

La concentración fue convocada por la organización Nav-Dem, considerada por los servicios secretos alemanes como cercana al PKK, y contó con la participación de Selahattin Demirtas, líder del partido izquierdista y prokurdo HDP, cuarta fuerza en el Parlamento turco. Los manifestantes exigen que Öcalan, que está en prisión desde 1999 tras ser condenado a pena de muerte (conmutada luego por cadena perpetua), debe ser considerado un “interlocutor válido” por Ankara.

Ismail Ozen, un boxeador alemán de origen kurdo, estuvo entre los manifestantes y criticó a la canciller Angela Merkel por haber aprobado un acuerdo con Turquía para frenar la llegada de refugiados a Europa. “Merkel no debió arrodillarse ante Erdogan por el tema de los refugiados. Erdogan no es tan fuerte. Si se llegara a materializar la paz entre los kurdos y Turquía, también rápidamente mejoraría la situación de los refugiados”, afirmó Ozen.

DZC (EFE, dpa, AFP)


DW recomienda