Alemania espera nueva ola de juicios contra criminales nazis | Alemania Hoy | DW | 09.05.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania Hoy

Alemania espera nueva ola de juicios contra criminales nazis

El juicio contra el celador de campo de concentración John Demjanjuk sentó en Alemania nueva jurisprudencia en base a la cual ahora se espera una ola de juicios contra presuntos ex criminales nazis.

Según el director de la Oficina Central para la Investigación de Crímenes Nacionalsocialistas (OCICN) con sede en Ludwigsburg, cerca de Stuttgart, aproximadamente 50 presuntos guardias de los campos de concentración y exterminio de Auschwitz y Auschwitz-Birkenau responderán este año por asesinato ante los tribunales. Las investigaciones ya empezaron: después de la detención el lunes del exguardia de Auschwitz Hans Lipschis, la OCICN lanzó ahora en Baja Sajonia una investigación contra otros cuatro exguardias de Auschwitz-Birkenau.

El Ministerio de Justicia de ese estado federado informó el miércoles a la Comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento regional sobre el estado de esta investigación preliminar. A los cuatro hombres se los investiga por presunto asesinato. También en el caso de Lipschis, de 93 años, el cargo es el mismo. El OCICN justificó que durante años no haya habido investigaciones contra presuntos criminales de guerra nazis en la antigua jurisprudencia alemana, para la que el caso Demjanjuk significó un cambio.

"La jurisprudencia sentada por el caso Demjanjuk nos ha dado ocasión de iniciar investigaciones en el caso Lipschis", dijo el director de la Central, Kurt Schrimm. Así contestó a un informe publicado el miércoles por el diario Die Welt, según el cual las autoridades habrían podido iniciar antes los procesos, y no ahora que la mayoría de los actores están muertos o son ancianos.

¿Mejor tarde que nunca?

El lituano Lipschis, que emigró de Estados Unidos a Alemania en 1983, está en prisión preventiva en el hospital penitenciario de Hohenasperg. Se lo acusa de haber colaborado con los asesinatos perpetrados en el campo de concentración de Auschwitz desde los últimos meses de 1941 hasta su disolución del campo en la primavera (boreal) de 1945.

La condena a Demjanjuk se consideró un punto de inflexión en la jurisprudencia. Hasta entonces sólo si se probaba la culpabilidad individual podía haber una condena por crímenes nazis, explica Schrimm. Pero el Tribunal de Munich condenó a Demjanjuk a cinco años de prisión por complicidad en el asesinato de al menos 28.060 judios en el campo de exterminio de Sobibor, y con ello escribió, en opinión de Schrimm, "historia legal".

Según informa Die Welt en 1983 el entonces subdirector de la Oficina Central, Alfred Streim, vio en Estados Unidos documentos incriminatorios, pero no inició investigaciones contra Lipschis. Schrimm explica que Streim no tuvo otra opción. Una vez emitida la sentencia contra Demjanjuk en mayo de 2011, sin embargo, la Oficina Central volvió a examinar el caso Lipschis entre otros, y para iniciar la investigación bastó saber que Lipschis había sido celador y sabía de los asesinatos colectivos que se cometían en los campos.

El gobierno del estado federado de Baja Sajonia quiere apoyar el procesamiento de criminales nazis. Así se refiere también a una investigación en curso contra dos ex miembros de la división "Hermann Göring" del Ejército alemán que viven en ese estado federado. Ambos son presuntos participantes de las masacres que la unidad perpetró en 1944 contra civiles italianos.

rml (dpa)