1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Alemania: Erdogan busca un lugar para dar un mitin en julio

Tres pabellones de tres ciudades alemanas han rechazado peticiones para acoger un mitin del presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, tras la cumbre del G20, que se celebra el 7 y el 8 de julio en Hamburgo. El ISS Dome de Düsseldorf, el Westfalenhalle de Dortmund y el König Pilsener-Arena de Oberhausen, en el estado de Renania del Norte Westfalia, han declinado la petición porque, o ya están reservados para otro evento, o cierran para realizar obras de mantenimiento, según informó el diario regional "Rehinische Post".

Según ese medio, Erdogan busca un pabellón grande para hablar ante miles de seguidores tras la cumbre del G20 y, en principio, quiere hacerlo en Renania del Norte Westfalia, donde viven en torno a 480.000 turcos con derecho a voto y donde su reforma constitucional obtuvo un amplio respaldo. En marzo pasado fueron cancelados varios mítines de ministros turcos en Alemania en el marco de la campaña electoral del referéndum para la reforma constitucional convocado por Ankara. Entonces se alegaron motivos formales y de seguridad.

Los obstáculos que se les pusieron a los organizadores de los mítines en marzo tensó las relaciones bilaterales, enturbiadas también por la detención en Estambul del periodista germano-turco del diario "Die Welt" Deniz Yucel, acusado de propaganda terrorista, y por el veto de Ankara a que diputados alemanes visitaran a sus tropas desplegadas en la base turca de Incirlik. El pleno del Bundestag (cámara baja alemana) respaldó este 21 de junio la retirada de las tropas de esa base, desde donde apoya a la coalición internacional contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI), y su traslado a Jordania.

El apoyo parlamentario a la decisión que adoptó el pasado 7 de junio el Gobierno de Angela Merkel no era necesario, pero los grupos que apoyan la gran coalición, conservadores y socialdemócratas, presentaron una moción para mostrar su rechazo a la actitud de Erdogan. La resolución fue respaldada los partidos de la gran coalición y rechazada por la oposición de La Izquierda y Los Verdes, que cuestionan la legalidad de la coalición internacional contra el EI. Ankara prohibió ya el año pasado una visita de diputados a la base de Incirlik, poco después de que el Bundestag aprobara una resolución de condena del "genocidio armenio" que desató las protestas de Ankara.

El veto se repitió este año, entre críticas a Berlín por dar asilo a personas vinculadas a la red del predicador islamista Fethullah Gülen, al que Ankara acusa de instigar el fallido golpe de Estado del pasado 15 de julio. "Erdogan debe tener claro que en Alemania no deciden sobre el asilo ni los presidentes ni los cancilleres, sino funcionarios independientes", manifestó ante el pleno el portavoz socialdemócrata Niels Annenm antes de aconsejar al presidente turco que se preocupe por el respeto de los derechos humanos en su país para que sus compatriotas no tengan que buscar refugio en el extranjero.

"Se ha tocado fondo en las relaciones con Turquía", reconoció Annen, quien en línea con la posición del Gobierno de Merkel subrayó que la cooperación con ese país sigue siendo "demasiado importante" como para prescindir de ella. Los alrededor de 280 soldados germanos destacados en Incirlik, así como los aviones de reconocimiento Tornado y de abastecimiento en vuelo desplegados allí se trasladarán a la base jordana de Al Azraq, donde ya hay desplegadas tropas estadounidenses, belgas y holandesas. (EFE)