1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Alemania: duelo y pesquisas en torno al vuelo 4U9525

Alemania sigue conmocionada por la tragedia aérea en los Alpes; en duelo, mientras los investigadores tratan de esclarecer los motivos que presuntamente llevaron al copiloto a estrellar el aparato de forma deliberada.

Según el diario Die Welt en su edición digital, agentes de la policía hallaron en el registro del apartamento en la ciudad alemana de Düsseldorf del copiloto del vuelo siniestrado de Germanwings numerosos medicamentos para tratar un grave "trastorno psicosomático". El hombre de 27 años "estaba siendo tratado por varios neurólogos y psiquiatras", asegura un miembro de la investigación en declaraciones al rotativo, al tiempo que agrega que no se hallaron ni drogas ni nada que apunte a una dependencia de los narcóticos o del alcohol. El copiloto, Andreas Lubitz, sufría un "síndrome subjetivo de sobrecarga" -lo que se conoce como "burnout" o estar "quemado" por estrés laboral- y tenía una fuerte depresión, señala la fuente, y agrega que "esto se desprende de notas personales del piloto, que guardó y archivó".

Por otro lado, el diario estadounidense The New York Times informó este sábado (28.03.2015) que el copiloto sufría problemas de visión que podrían haber puesto en peligro su trabajo. Según el periódico, que cita a dos funcionarios con conocimiento de la investigación, el hombre buscó tratamiento para esas dificultades, sobre las que tampoco habría informado a la aerolínea. En tanto, el Alemania, continúa la evaluación del ordenador y los documentos confiscados por los agentes, así como los interrogatorios a médicos, amigos, colegas y conocidos del copiloto, que al parecer no dejó ninguna carta de despedida que pudiera ayudar a esclarecer las circunstancias de la catástrofe. También la novia de Andreas Lubitz ha tenido que responder a las preguntas de la instrucción.

El grupo especial que lleva la investigación en Alemania bajo el nombre de "Alpes" cuenta en estos momentos con hasta 200 agentes encargados en buscar pruebas que permitan esclarecer qué llevó al copiloto a estrellar presuntamente de forma deliberada el vuelo 4U 9525 con 150 personas a bordo cuando cubría la ruta Barcelona-Düsseldorf. La Fiscalía de Düsseldorf informó este viernes (27.03.2015) del hallazgo en la vivienda del Lubitz en esa ciudad y en la de sus padres, en la localidad de Montabaur, de documentos médicos "que apuntan a una enfermedad y su correspondiente tratamiento médico". Entre los documentos hallados figuran también "bajas médicas, actuales e incluso vigentes para el día de los hechos, hechas pedazos". La aerolínea Germanwings, por su parte, señaló que desconocía la existencia de un certificado médico de baja por enfermedad, pues el copiloto ocultó aparentemente su estado a su empleador y a su entorno profesional.

Duelo

Este sábado, numerosas ciudades de Renania del Norte-Westfalia, estado federado del cual Düsseldorf es la capital, celebraron misas en memoria de las víctimas de la catástrofe aérea. En ciudades como Meerbusch y Wuppertal centenares de personas se congregaron para orar por las víctimas. También en Francia, en Digne-les-Bains, a pocos kilómetros del lugar del siniestro, los fieles rezaron por los fallecidos y por hallar respuestas en torno a las circunstancias de su muerte. Mientras, la localidad de Haltern, de la que provenían los 16 adolescentes y las dos profesoras que volvían de un intercambio con un instituto de secundaria español, convocó a una misa pública para el próximo miércoles, 1 de abril.

Oficialmente, Alemania recordará con una misa y un acto de Estado el próximo 17 de abril en la catedral de Colonia a las víctimas de la catástrofe aérea, informó la prensa local. Se espera que a la ceremonia acudan la canciller alemana, Angela Merkel; el presidente germano, Joachim Gauck; la jefa del Gobierno de Renania del Norte-Westfalia, Hannelore Kraft, así como representantes de Francia, España y otros países de los que procedían las víctimas. La misa, abierta también al público, será oficiada por el cardenal de Colonia Rainer Maria Woelki y el jefe de la Iglesia protestante en Renania, Manfred Rekowski. También el Gobierno español prevé organizar un funeral de Estado en Barcelona, que tendría lugar unos días después de este de Colonia, dijeron fuentes del Ejecutivo.

Además, los familiares y amigos de las víctimas pidieron que se respete su intimidad para poder sobrellevar el duelo. Muchos de los afectados, por separado, se dirigieron a la aerolínea Lufthansa y a su filial de bajo coste Germanwings para pedir discreción a los medios de comunicación, indicó en Fráncfort una portavoz de la empresa matriz. Por eso, las aerolíneas piden en un comunicado que la prensa se abstenga de contactar de forma directa con los allegados de las víctimas y agrega que tanto Lufthansa como Germanwings están a disposición las 24 horas al día, conscientes del interés público que ha despertado esta catástrofe.

RML (efe, dradio, tageschau)