1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Alemania consternada por masacre cometida por joven de 17 años

Alemania quedó consternada e incrédula ante la masacre que hoy protagonizó un adolescente de 17 años en una escuela del sur del país y que dejó 16 muertos y numerosos heridos.

default

Un comando especial abandona el colegio donde tuvo lugar la mayoría de los crímenes.

Siete años después del ataque del 26 de abril de 2002, cuando un estudiante del instituto Gutenberg de la ciudad germano-oriental de Erfurt mató a 16 personas en tan sólo unos minutos y después se suicidó, el país parecía haberse olvidado de ese peligro.

Amoklauf in Winnenden Baden Wuerttemberg

Policías en el techo del colegio secundario de Albertville.

Pero no tenía razones para relajarse. En noviembre de 2006, otro chico de 18 años armado con fusiles, trampas explosivas y bombas de humo atacó su antigua escuela en Emsdetten, en Renania del Norte-Westfalia, hiriendo a 37 personas, para luego suicidarse.

La canciller alemana, Angela Merkel, calificó lo sucedido hoy de "crimen horroroso", transmitió su pésame a los familiares y decretó un día de duelo nacional.

"Es inconcebible que en cuestión de segundos hayan muerto alumnos y profesores tan horrorosamente", dijo en Berlín en un comunicado enviado esta tarde.

El Sindicato de la Policía (GdP) pidió un mayor control en las escuelas para evitar que se repitan estos casos y en todo el país se volvieron a exigir leyes más severas para el control de armas.

Amoklauf in Winnenden Baden Wuerttemberg

Ambulancias en el lugar de los hechos.

Nadie sabe hasta ahora cuál fue el móvil que llevó a cometer semejante matanza a Tim K., un chico de 17 años, aparentemente normal, que había terminado el colegio en 2007 y que ahora realizaba una formación profesional.

Vestido con traje de combate negro

Vestido con traje de combate negro y armado con una pistola automática, entró a las 09:30 horas en la escuela de enseñanza media Albertville de Winnenden, en el Estado federado de Baden-Württemberg, y comenzó a disparar a diestra y siniestra sin mediar palabra.

El menor, que era ex alumno de ese centro educativo, acabó con la vida de nueve estudiantes de 14 y 15 años, ocho de ellos niñas, y tres profesoras. El tiroteo dejó además numerosos heridos, informaron en rueda de prensa el primer ministro del Estado federado de Baden-Württemberg, Günther H. Oettinger, y su ministro del Interior, Heribert Rech.

Karte, englisch - Amoklauf in Winnenden, Baden-Württemberg

Ubicación de Winnenden.

Tras ello emprendió una huida que duró más de tres horas y se saldó con cuatro muertes más: la de un viandante, un empleado de un concesionario, un cliente y la suya propia.

Para salir de la pequeña ciudad de 27.000 habitantes, el homicida secuestró un coche. Su conductor, sin embargo, tuvo suerte y logró huir.

El menor había llegado ya a la localidad de Wendlingen, a 40 kilómetros de Winnenden, donde intentó pistola en mano que le facilitaran un coche en una concesionaria. Como sus deseos no fueron órdenes en el acto, ahí acabó con la vida de uno de los empleados y de un cliente.

Pero la Policía, que había desplegado para capturarlo un enorme dispositivo de unos 1.000 agentes, apoyados por perros y helicópteros, le dio caza e intentó frenarlo con un tiroteo.

Aunque en un principio se informó de que el joven fue abatido por la policía, realmente se suicidó, según corrigieron después portavoces policiales. Al parecer, en el tiroteo, un agente hirió al adolescente, tras lo cual el joven se disparó en la cabeza.

Alemania se enfrenta ahora a un gran desafío: prevenir estos sucesos que se han repetido con demasiada frecuencia en los últimos años.

Control de armas más estricto

Tras la masacre en Erfurt en 2002, se había exigido seriamente un control de armas más estricto y la prohibición de los videojuegos centrados en matanzas.

Pero lo cierto es que las leyes sólo fueron modificadas levemente: se elevó la edad mínima para la posesión de fusiles y pistolas a 21 años para los tiradores deportivos y a 18 años para los cazadores y los menores de 25 años deben además presentar una evaluación médico-psicológica para poder tener un permiso de armas.

Desde comienzos de 2008 también está prohibido portar imitaciones de armas de fuego de apariencia real y cuchillos peligrosos.

Tiradores deportivos y cazadores pueden seguir guardando sus armas de fuego en sus viviendas. Pero las condiciones de la guarda fueron reforzadas: existen ahora prescripciones sobre el grosor de las paredes, la calidad de la cerradura y la fortaleza del material de los armarios para armas. Deben pesar al menos 200 kilogramos o estar atornillados al suelo.

La propuesta de prohibir totalmente la tenencia de armas en viviendas particulares se vio frustrada sin embargo por el lobby de los poseedores de las mismas. De hecho, los padres del joven homicida de hoy tenían armas en su hogar. Una de ellas faltaba cuando la policía allanó la casa.

DW recomienda