1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

Alemania: combatir el racismo en Facebook

El ministro de Justicia alemán, Heiko Maas, quiere combatir el racismo y la xenofobia en las redes sociales, y se reunió con los directivos de Facebook. Facebook prometió tomar medidas, pero aún no se sabe cuáles serán.

Alemania quiere combatir más eficazmente los comentarios racistas y xenófobos en la red, para lo cual el ministro de Justicia, Heiko Maas, creará un grupo de trabajo que “identifique y borre de internet todo tipo de comentarios de ese tipo, según dijo luego de un encuentro con uno de los ejecutivos de Facebook Alemania, ayer, lunes (14.9.2015), en Berlín. Además de Facebook, a esta iniciativa también se unirán otras redes sociales y organizaciones contra la difusión de mensajes que promueven el odio. El grupo deberá presentar sus resultados hasta fines de este año. “Cuanto más rápido desaparezca de internet esa propaganda que insta al racismo y a la violencia, mejor”, subrayó Maas.

Facebook es objeto de críticas en Alemania desde hace algún tiempo porque, según opina una gran cantidad de usuarios, no actúa con suficiente firmeza contra las expresiones discriminatorias que promueven el odio. “No siempre hacemos todo bien”, admitió Richard Allen, miembro de la comisión directiva del grupo. “Contamos con estructuras muy eficientes, pero no funcionan al cien por ciento”. Ahora, Facebook quiere cooperar con iniciativas ciudadanas como Autocontrol Voluntario Multimedia (Freiwillige Selbskontrolle Multimedia) y Protección de la Juventud (Jugendschutz.net). Pero Allen no dio detalles al respecto. El ministro alemán de Justicia dijo estar satisfecho con lo prometido por Facebook: “Hoy llegamos a un compromiso claro y Facebook asumió su responsabilidad”, dijo.

Heiko Maas (izqda.) y uno de los ejecutivos de Facebook, Richard Allen, en Berlín.

Heiko Maas (izqda.) y uno de los ejecutivos de Facebook, Richard Allen, en Berlín.

El portavoz de Interior de la fracción del partido Los Verdes en el Parlamento, Volker Beck, calificó de “correcta” la iniciativa. Al mismo tiempo, criticó que la Policía y las fiscalías de Alemania no hicieran lo suficiente como llevar adelante investigaciones y denuncias formales contra los autores de esos posteos. La vicepresidenta de la fracción de la Unión Democristiana (CDU) en el Parlamento, Nadine Schön, pidió que Facebook no solo borrase los comentarios, sino que también cancelase las cuentas de los usuarios que los realicen.

Posible ampliación de la responsabilidad editorial

Todavía no está claro de qué modo actuará el nuevo grupo de trabajo contra los comentarios que promueven el odio en las redes sociales. En un principio, planea empezar con el manejo de las quejas, dijo Heiko Maas. Es decir que las redes sociales solo tomarían medidas en respuesta a las quejas de usuarios.

De Bruselas llega una propuesta mucho más amplia: el comisionado de políticas digitales de la UE, Günther Oettinger, sugirió responsabilizar directamente a los proveedores de la calidad de su contenido, como es usual en los medios tradicionales que cargan con la responsabilidad en cuanto a los contenidos que publican. “Tenemos que analizar si se podrían ampliar algunas regulaciones a los nuevos servicios y plataformas en internet”, dijo Oettinger, que quiere incluir tales regulaciones en una normativa para medios audiovisuales que sea válida para toda la Unión Europea y que está siendo elaborada actualmente. Pero aún no está claro cómo se pondrán en práctica a nivel jurídico. Hasta ahora, los tribunales europeos confirmaron en varias oportunidades a las redes sociales que no tienen la misma responsabilidad editorial que los medios tradicionales.