1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Alemania busca salir de sus “papeles basura”

Pocos esperan que de la “cumbre” liderada por Merkel salgan soluciones inmediatas a la crisis de los “papeles basura”; pero, para bien o para mal, todos tienen en mente el plan de su Ministro de Finanzas: los “bad banks”

default

Los papeles basura, todo un riesgo.

Este martes 21 de abril de 2009, antes del encuentro de la canciller alemana, Angela Merkel, con representantes de la banca federal y del Fondo Estatal para la Estabilización del Mercado de las Finanzas (SoFFin, por sus siglas en alemán), voceros de la Gran Coalición desaconsejaron poner demasiado peso sobre los hombros de los contribuyentes a la hora de buscar una solución para la crisis de la economía del crédito en el país – la meta es hallar una manera efectiva de limpiar los balances bancarios, librándolos de los llamados “papeles basura”.

Peer Steinbrück zum Thema Bad Bank

El ministro Steinbrück propuso crear "bancos malos".

“Los ciudadanos no deberían cargar con todo el riesgo que implica la posible pérdida de estos papeles. Quienes están llamados a enfrentar esta situación y comprometerse a disipar esta coyuntura son aquellos que estructuraron, vendieron e introdujeron estos papeles en sus balances financieros, es decir, los dueños de los bancos en cuestión”, dijo Steffen Kampeter, vocero en materia de política presupuestaria federal de la Unión Demócrata Cristiana de Alemania (CDU), en entrevista con la emisora pública alemana Deutschlandfunk.

La prisa es mala consejera

Merkel se reunió con el Ministro de Finanzas, Peer Steinbrück; el Vicecanciller, Frank-Walter Steinmeier; el Ministro de Economía, Karl-Theodor zu Guttenberg; el Presidente del Banco Federal Alemán, Axel Weber; y el jefe del SoFFin, Hannes Rehm, entre otras figuras del mundo de la Política y las Finanzas.

El objetivo: llegar a un acuerdo sobre el modelo a seguir para salir de la coyuntura que trajeron consigo los “papeles venenosos”. Sin embargo, no es de esperar que la reunión genere un resultado definitivo.

Kampeter recomendó no ceder ante el impulso de tomar decisiones aceleradas: “En interés de los contribuyentes, es la cautela el criterio que debería dominar aquí y no la rapidez”. Pero a los representantes del ámbito financiero les cuesta conservar la paciencia.

“Nosotros tenemos la esperanza de que por fin se comience a atender este asunto”, dijo el Presidente de la Asociación Federal de Bancos Alemanes (BdB, por sus siglas en alemán), Andreas Schmitz, según la agencia de noticias dpa.

A la búsqueda de compromisos

Hace ya algunas semanas, Steinbrück recomendó crear varios “ bad banks” (“bancos malos”) descentralizados –éstos a su vez serían divididos en dos secciones, una “buena” y una “mala”– con la intención de tener un destino para los “papeles venenosos”.

Steinbrück también quiere diferenciar claramente los “papeles basura” de aquellos que sólo son difíciles de vender en este momento.

Algunas instituciones, entre ellas el Deutsche Bank, habrían manifestado su reticencia a participar en una solución que involucre el concepto de “ bad banks”, informa el Frankfurter Allgemeine Zeitung en su edición del martes.

De hecho, el grupo de entidades dispuestas a hacer uso de un banco de liquidación parece ser más bien pequeño. Entre los requisitos expuestos por Steinbrück para aplicar este concepto figura el cerciorarse de que los balances financieros realmente sean saneados y se vean librados de los “papeles basura”.

Los “bad banks”, ¿una buena idea?

Steinbrück ha recibido palabras de apoyo de su predecesor en el Ministerio de Finanzas, Hans Eichel. Para Eichel, no hay mejores opciones que separar temporalmente los “papeles tóxicos” de los balances financieros afectados. Sin embargo, advierte que las señales de optimismo deberían ser moderadas: es posible que los contribuyentes no se vean obligados a pasar por la caja, pero de eso nadie puede estar seguro.

Angela Merkel

La canciller Merkel se reunió con banqueros.

Es exactamente eso lo que critican quienes perciben la estrategia de Steinbrück con escepticismo. “Creo que cuando se conciben soluciones de esta naturaleza hay que aplicar reglas más claras y medidas más duras para evitar que, cuando salgan de su crisis, las entidades bancarias no se escabullan e ignoren sus responsabilidades. En los segmentos del plan que el ministro de Finanzas ha hecho público no veo que realmente se estén tomando precauciones suficientes para que los contribuyentes no terminen cargando solos y a largo plazo con los problemas generados por estos ‘papeles basura' ”, dijo a Deutschlandfunk Alexander Bonde, quien preside la fracción del partido Los Verdes en la Comisión de Presupuesto del Parlamento alemán.

Costosas alternativas

No obstante, en general, los verdes verían las medidas sugeridas como encaminadas en la dirección correcta. Después de todo, no pareciera existir una solución sin riesgos; eso sugiere Bonde cuando sostiene: “No es que no haya alternativas, pero uno tiene que tener claro que las alternativas a la mano implican un precio alto y grandes riesgos”.


dpa/dlf/erc/elm