1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Alemania busca frenar avance de radicales salafistas

Las autoridades alemanas han allanado 190 centros de diferentes grupos salafistas en 60 ciudades. Los radicales han reclutado a cientos de jóvenes en Alemania para el Estado Islámico. Los radicales ya están en Brasil.

Contra la difusión del salafismo en Alemania, una pancarta de protesta en Bremen.

"Contra la difusión del salafismo en Alemania", una pancarta de protesta en Bremen.

"Alemania es una democracia fuerte, en donde no hay sitio para los islamistas radicales dispuestos a la violencia", aseguró el ministro del Interior, Thomas de Maizière. En la mañana de este 15 de noviembre, de Maizière calificó la prohibición del grupo autodenominado "La verdadera religión”  y de su operación "¡Lee!", en la que repartía extractos gratuitos del Corán en zonas peatonales de las ciudades alemanas, como una señal importante en la lucha contra el terrorismo islamista.

"Era un pretexto para difundir mensajes llenos de odio y teorías conspiratorias", declaró de Maizière y agregó que "con esta prohibición, el Estado de derecho lanza una clara señal contra el abuso de la religión por parte de personas que apoyan organizaciones terroristas”.

Recrutados para la guerra en la zona peatonal

Los 140 jóvenes enviados al Estado Islámico fueron reclutados por el grupo salafista "La verdadera religión” en las zonas peatonales de Alemania. Las autoridades no han informado sobre si algunos han regresado vivos tras haber estado en las filas del grupo terrorista.

El salafismo es una corriente ultraconservadora que se orienta por las leyes del Islam en sus inicios y rechaza todas las interpretaciones posteriores. Una interpretación que divide el mundo estrictamente entre "musulmanes" y "no musulmanes" y se destaca por su virulento antisemitismo. Los servicios secretos alemanes consideran estos grupos como "peligrosos”^

El grupo "La religión verdadera" es dirigido por el radical Ibrahim Abou Nagie, de 52 años, que no se encontraría  en Alemania. Se cree que el hombre, nacido en Palestina, vive en Malasia. La acción "¡Lee!", iniciada por Abou Nagie, se ha extendido a otros 15 países más allá de Alemania, entre los que se encuentran Francia, Reino Unido, Suecia, Austria y, desde junio de 2016, también Brasil.

"Los jóvenes reclutados en Alemania no podrían viajar fácilmente a Siria si las organizaciones que los envían no tuvieran contactos con el Estado Islámico”, dice a DW una portavoz del ministerio alemán del Interior.

No es contra el Corán, es contra los violentos

Dicho ministerio aclara que la prohibición de la organización salafista no está dirigida contra la difusión de la creencia islamista o el reparto del Corán o de sus traducciones, sino contra el abuso del Islam por parte de activistas que propagan ideologías extremistas o apoyan organizaciones terroristas.

Los servicios secretos interiores de Alemania registraron hasta finales de octubre a 9.200 salafistas radicales islamistas y la tendencia es que siga subiendo esta cifra. Mientras, el número de potenciales terroristas islamistas en Alemania asciende a cerca de 1.200 hombres y mujeres.

De acuerdo con otros datos de los organismos de seguridad, hasta finales de octubre de 2016, 870 personas viajaron desde Alemania a las zonas de conflicto del EI en Siria e Irak. De éstas, cerca de un 20% son mujeres.

NC (agencias)

DW recomienda