1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

Alemania: ayuda para los sin techo en invierno

Por las bajas temperaturas, el invierno muchas veces es mortal para las personas sin hogar. Sin embargo, muchas siguen durmiendo en la calle. Las ciudades grandes ofrecen alojamiento provisional. Pero, ¿es suficiente?

Un sin techo en Bonn.

Un sin techo en Bonn.

Durante el día, el termómetro no rebasa los cero grados centígrados, y, pese a las nevadas, sigue habiendo personas que duermen en la calle, en las entradas de edificios o debajo de puentes. En el peor de los casos pueden morir por hipotermia. Los municipios se esfuerzan para impedir esto. En Fráncfort o Colonia, por ejemplo, los voluntarios proporcionan bebidas calientes, sopas, colchones aislantes y sacos de dormir a los sin techo.

Calor humano y ayuda al prójimo

Con el "autobús del frío", Arzu Mischkoff y sus ayudantes llevan dos veces por semana alimentos y "calor humano" a los sin hogar de Colonia. "Queremos crear momentos de encuentro", cuenta Mischkoff. "La comunicación es una necesidad fundamental al igual que comer y beber. Y durante la comida, uno conversa." Su asociación "Amigos de las Calles de Colonia y sus Habitantes" nació en 2014. En aquel entonces, todavía recorrían las calles de la ciudad a pie con una carretilla. Hoy día, la asociación se ha convertido en un servicio de asistencia casi profesional.    

Un trabajador social informa a un sin techo sobre posibles alojamientos durante el invierno.

Un trabajador social informa a un sin techo sobre posibles alojamientos durante el invierno.

"El trabajo voluntario muestra que hay calor humano y que las personas sin hogar no se pierden de vista", dice Rainer Best, del Trabajo Social de los Hombres Católicos (SKM, por sus siglas en alemán). Best se encarga del alojamiento de hombres y mujeres sin techo. Estas personas no solo encuentran protección ante las temperaturas invernales, sino que durante todo el año pueden solicitar asesoría personal y hablar con alguien sobre sus problemas. "Hay personas que todavía no son capaces de aceptar ayuda. Otros la rechazan", cuenta el trabajador social.

Alojamientos provisionales

Dirk Schumacher, director de la Central de Vivienda y Trabajos de Resocialización de la Ciudad de Colonia, explica que muchas personas siguen viviendo en la calle porque la falta de hogar muchas veces va de la mano de enfermedades psicológicas o adicciones. Muchos de los afectados "no pueden integrarse en la sociedad o huyen de ella", dice. Solo pocos acuden regularmente a los alojamientos provisionales cuando empieza a hacer frío. Y es que a muchos les cuesta prescindir del alcohol durante el tiempo de su estancia.

Sin techo durmiendo en el suelo en una estación de metro en Fráncfort.

Cada vez menos alemanes de las capas sociales bajas pueden pagar la renta de su vivienda.

Se estima que unas 200 personas viven de forma permanente en las calles en Colonia. Por eso, durante los meses de invierno, la ciudad organiza regularmente llamadas "rondas de frío". Esto quiere decir que trabajadores sociales buscan a los sin techo para informarlos acerca de los alojamientos provisionales.

No hay números exactos

Desde 2009 ha aumentado cada año el número de personas sin hogar en Alemania. Sin embargo, no está claro cuántas personas exactamente viven en la calle. Thomas Specht, gerente de la Comunidad Federal de Trabajo para la Ayuda de los Sin Techo (BAG W, por sus siglas en alemán), calcula que a nivel nacional unas 40.000 personas carecen de vivienda. "Y la tendencia va al alza. Ese solo es el pequeño porcentaje visible de los que no tienen suficiente dinero para pagar un departamento", dice.

Tanto Rainer Best como Thomas Specht han observado con preocupación que la clase media empobrece cada vez más y que muchas personas se ven amenazadas de descenso social. "La sociedad está dividida en pobres y ricos. La capacidad de pagar la renta está disminuyendo estructuralmente en las capas sociales más bajas", subraya Specht. Los precios del alquiler aumentan como consecuencia de la falta de vivienda en las grandes ciudades, y "cada vez más personas pierden su hogar".

Ver el video 05:46

Francia: sobrevivir en las calles

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema