1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

México

Alemania, a la conquista de México

Con la visita de Angela Merkel a México, Alemania no solo se posiciona como inversor en ese país, sino también como nuevo mercado de productos mexicanos de exportación.

El VW Vocho teotihuacano en Wolfsburgo, Alemania.

El VW "Vocho" teotihuacano en Wolfsburgo, Alemania.

Las relaciones económicas entre ambos países no pueden ser mejores. Según una encuesta reciente entre los miembros de la Cámara Mexicano-Alemana de Comercio e Industria (Camexa), en Ciudad de México, un 65 por ciento espera un incremento en los negocios, y un 29 por ciento cree que todo seguirá como hasta ahora.

"Nuestras empresas miembros sienten alivio y confianza en cierta forma", explicó a DW el portavoz de Camexa, Björn Lisker. Lo único que les preocupa son, como siempre, los factores externos, en los que no se puede influir, y las condiciones marco económico-políticas.

 

Más información:

Orquesta de Dresde derriba el muro en la frontera de México y EE.UU.

"Estados Unidos no es tan libre como parece"

La economía de México se recupera pese a Trump

 

Automóviles "made in Mexico”

En el marco del sondeo de Camexa "World Business Outlook”, un 67 por ciento de las cerca de 1.900 empresas con participación de capital alemán en México describió su situación como "buena”. Un 29 por ciento la calificó de "satisfactoria”, y solo un cuatro por ciento de "mala”.

La prueba de esta excelente tendencia entre las compañías germanas son las inversiones que planifican. La automotriz BMW, por ejemplo, está construyendo una central en el Estado de San Luis Potosí en el que a partir de 2019 se producirá la tercera serie de esa marca para el mercado mundial. Mercedes y Nissan, por su parte, están terminando las instalaciones de una fábrica conjunta en Aguascalientes, donde ya en 2018 se iniciará la producción de la Clase A y de la marca de lujo Infiniti.

Como si eso fuera poco, ya en septiembre del año pasado, Audi comenzó a fabricar sus modelos Q5 en San José Chiapa, en el Estado de Puebla. Y en marzo de este año, el director general de Siemens, Joe Kaeser, anunció inversiones alemanas en México por la suma de 200 millones de dólares.

Ildefonso Guajardo y Joe Kaeser.

Ildefonso Guajardo y Joe Kaeser.

¿Falsa alarma?

En enero de 2017, poco antes de que Donald Trump asumiera la presidencia de EE. UU., todo se veía diferente. Los anuncios del presidente estadounidense no solo alarmaron a las empresas alemanas en México. Sus amenazas de aplicar multas aduaneras a exportaciones mexicanas, de retirarse del TLCAN y de construir un muro entre México y EE. UU. podrían minar la base económica de miles de compañías.

Entretanto quedó claro que el tratado de libre comercio entre EE. UU., México y Canadá, creado en 1994, no será rescindido sino renegociado. El ministro de Economía de México, Ildefonso Guajardo, dijo en el diario El Universal antes de la llegada de Angela Merkel: "No estaría tan seguro de que no surja un proyecto de ley para multas aduaneras".

El acceso al mercado estadounidense en el marco del TLCAN aún es una cuestión existencial para México. Según datos de la Organización Mundial del Comercio (OMC), un 81 por ciento de las exportaciones mexicanas va hacia los EE. UU. A Canadá solo se dirige un 2,8 por ciento. En cuanto a importaciones, los productos estadounidenses alcanzan un 47 por ciento.

Mientras el balance comercial con EE. UU. es positivo para México, no lo es en relación a Alemania. El volumen de negocios germano-mexicano es de un total de 16.000 millones de euros: 11.000 millones de los productos alemanes exportados y 5.000 millones de la importación de productos mexicanos.

Enrique Peña Nieto y Angela Merkel en Berlín. (Archivo).

Enrique Peña Nieto y Angela Merkel en Berlín. (Archivo).

Más importaciones de México

El portavoz de Camex, Björn Lisker, espera que, en el futuro, aumente el volumen de exportación mexicana hacia Alemania. "Esperamos que los mexicanos se orienten claramente hacia Europa y hacia Alemania”, subrayó. "El tratado de libre comercio entre EE. UU. y México no se aprovecha lo suficiente".

Justamente ahora se está renegociando el TLCAN, que se firmó en 2001. México exige que se mejoren las tasas para las bananas, el atún y el aguacate. En vista del aislacionismo que predica Trump, Merkel se encuentra con que México la recibe con los brazos abiertos en su ofensiva por conquistar ese mercado.

"Los mexicanos reconocieron que la gran dependencia de EE. UU. conlleva también grandes riesgos", dijo Lisker. "Claro que eso ya lo sabían, pero ahora están por primera vez en la situación de decir que esa dependencia es perjudicial para ellos".

Autora: Astrid Prange (CP/ DZ)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema