1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Alarma por protestas contra refugiados en ciudad alemana

El gobierno alemán mostró su preocupación por la serie de manifestaciones "xenófobas" contra un hogar de refugiados en la ciudad de Freital, en este del país. "Es importante decir con claridad que cualquier forma de llamada a la violencia contra los refugiados es absolutamente inaceptable", dijo la responsable de migración del gobierno, Aydan Özoguz, al diario Berliner Zeitung. La socialdemócrata aseguró que hay grupos interesados en crear un ambiente hostil con los solicitantes de asilo en Freital. "Es algo que despierta malos recuerdos", sostuvo.

La localidad sajona de 40.000 habitantes y cercana a Dresde decidió utilizar un antiguo hotel como hogar de acogida para solicitantes de asilo, lo que viene generando protestas desde hace semanas. Los ánimos se caldearon aún más el lunes (22.06.2015), cuando las autoridades anunciaron la llegada de 280 refugiados más al hotel, que ya acoge a un centenar.

Unas 160 personas se concentraron el miércoles por tercera noche consecutiva frente al hotel y gritaron consignas contra el hogar de acogida mientras unos 50 refugiados, entre ellos mujeres con niños, ingresaban por primera vez al lugar. También por tercera noche consecutiva, la protesta fue respondida por una contramanifestación de unas 80 personas reunidas "para evitar ataques a los refugiados", según aclararon. Un centenar de policías se ocupó de mantener ambos grupos separados.

Freital fue uno de los feudos del movimiento islamófobo Pegida (siglas de Patriotas contra la Islamización de Occidente) que sacó a la calle a decenas de miles de personas a principios de año en Dresde en reclamo de políticas más duras de inmigración y asilo.

La tensión en la pequeña localidad se suma a diversos incidentes xenófobos y racistas registrados a lo largo del año en Alemania ante el fuerte aumento de refugiados llegados sobre todo de países como Siria, Afganistán, Kosovo o Irak. Según la oficina de estadísticas europea Eurostat, un 40 por ciento de los 186.000 refugiados registrados en la Unión Europea (UE) en el primer trimestre de 2015 solicitaron asilo en Alemania.

El ministro de Justicia alemán, Heiko Maas, criticó con dureza la situación en Freital y pidió discutir de forma abierta los desafíos que plantea la llegada de refugiados. "Se puede dialogar sobre las preocupaciones y los reparos injustificados", señaló. "Pero debemos hacer frente de forma resuelta a quienes intenten agitar el odio a los extranjeros y la xenofobia" (dpa).