1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Ala izquierdista de Syriza amenaza con fracturar el partido

El líder de Plataforma de Izquierda dice que el programa interno del partido gobernante no acepta más medidas de ajuste e insinúa un retorno del dracma.

El quiebre interno producido por la decisión del primer ministro Alexis Tsipras de aceptar las medidas de ajuste impuestas por los acreedores internacionales, sigue causando dolores de cabeza dentro del partido gobernante griego Syriza. Este sábado (08.08.2015) las voces que hablan de un posible quiebre en la agrupación se oyeron con más fuerza que nunca, debido a unas declaraciones del líder de Plataforma de Izquierda, Panagiotis Lafazanis.

En entrevista con el diario Kefalaio, Lafazanis insinuó que podría formar un nuevo partido y dijo que el responsable de eso sería el primer ministro. “Tsipras será el responsable de la ruptura”, señaló el exministro de Energía, asegurando que en el caso de que el gobierno continúe su política de apoyo al rescate, “lo que menos importa es la unidad (del partido)”. El ala más izquierdista del partido cuenta con el 25 por ciento de los parlamentarios de Syriza.

Lafazanis señala que el programa del partido no admite nuevas medidas de ajuste. Así que si Tsipras presenta un nuevo plan de recortes el futuro del movimiento estará en peligro. “Solamente volviendo a una moneda nacional el país podrá salir del pantano”, añadió Lafazanis, en alusión a la reintroducción del dracma y la salida por tanto del euro. También calificó de “chantaje sin sentido” la convocatoria a un congreso partidario en septiembre, cuando ya se haya firmado el rescate.

Enemigos de negociar

Ese congreso extraordinario tendrá como objetivo abordar el futuro del partido tras el cambio de rumbo emprendido por el gobierno, en gran medida adoptado por la necesidad imperiosa de financiamiento que aqueja al país. Las disputas muestran que Syriza enfrenta una grave crisis interna. En julio el ala más a la izquierda votó dos veces contra las medidas de reforma y ahorro que defendía Tsipras. Las propuestas salieron adelante con el apoyo de la oposición.

Si las negociaciones sobre un nuevo rescate resultan exitosas, en los próximos días podría haber otro enfrentamiento en el Parlamento entre las fracciones internas del partido, que la prensa griega ya define como un “momento de la verdad” para el futuro del gobierno. El ala radical rechaza rotundamente seguir adelante con las negociaciones y sus líderes han decidido dar conferencias presentando sus puntos de vista, lo que los analistas interpretan como el inicio de una campaña electoral para unas elecciones aún no convocadas.

DZC (dpa, EFE)