1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Al menos 95 muertos y 186 heridos en atentado en Ankara

Dos explosiones sacudieron la estación central de trenes en la capital de Turquía. El objetivo de los ataques fue una marcha por la paz convocada para este sábado.

El ministro de Salud de Turquía, Mehmet Müezzinoglu, informó que al menos 95 personas perdieron la vida este sábado (10.10.2015) en la capital de Turquía, luego de que dos fuertes explosiones sacudieran la principal estación de trenes de la ciudad. Las explosiones se produjeron en un intervalo de pocos minutos, y según la agencia de noticias EFE, los responsables serían dos atacantes suicidas.

La emisora de noticias turca NTV aseguró que los ataques, ocurridos a las 10.04 de la mañana hora local, tenían como objetivo una marcha por la paz convocada por grupos pro kurdos, sindicatos y colegios profesionales, que buscan que el gobierno y la guerrilla kurda del PKK cesen las acciones de violencia que se han registrado en distintos lugares del país. Hasta ahora no hay claridad sobre qué grupo se encuentra detrás de los atentados.

A las víctimas fatales se suman 186 heridos, en un ataque que ha sido catalogado de “terrorista” por grupos políticos y la prensa. En la estación se habían reunido numerosos participantes en la manifestación pacífica convocada para este mediodía, que fue cancelada. Los medios mostraron pancartas de varios grupos de izquierda, incluyendo el Partido Democrático del Pueblo (HDP) pro kurdo –que tiene 80 diputados en el Parlamento– esparcidas por el suelo y mezcladas con la sangre y los escombros.

Reunión de seguridad

Un video difundido en los medios sociales mostraba el momento de la explosión: jóvenes bailaban y ondeaban pancartas cuando surgió una enorme bola de fuego. Los equipos de emergencia acudieron al lugar para atender a los heridos y llevarlos al hospital, donde habría falta de reservas de sangre, por lo que los medios hicieron llamamientos a donar. La manifestación pacífica había sido convocada ante las elecciones anticipadas del 1 de noviembre en el país.

El presidente del HDP, Selahattin Demirtas, condenó lo que llamó una “masacre, un ataque brutal y bárbaro”, según un comunicado difundido por la agencia Dogan. “Quienes quieren la paz son asesinados”, tuiteó.

Un comunicado del Ministerio del Interior calificó el ataque como una afrenta “a la democracia turca y la paz”. El primer ministro Ahmet Davutoglu citó de emergencia a una reunión de seguridad para discutir los pasos a seguir tras el atentado. Asimismo, suspendió por tres días sus actividades de campaña. El presidente Recep Tayyip Erdogan, en tanto, calificó la acción como un "abominable ataque contra la unidad y la convivencia (...) estamos contra todo tipo de terror y organización terrorista".

DZC (EFE, AFP, dpa)