1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

AI: peligran avances en derechos humanos

Las estructuras para salvaguardar los derechos humanos están en peligro por la falta de voluntad de los gobiernos para protegerlas, alerta Amnistía Internacional (AI) en su informe anual.

La organización humanitaria calcula que el pasado año hubo 122 países que practicaron la tortura o el maltrato, 29 obligaron ilegalmente a personas refugiadas a retornar a países donde corrían peligro y en 19 se cometieron crímenes de guerra por parte de gobiernos o grupos armados.

El informe subraya que el "peligro" no está solo en las acciones directas de los Estados que socavan los derechos de sus ciudadanos, sino en la falta de apoyo a las instituciones creadas para protegerlos. Los gobiernos que quieren eludir el escrutinio internacional están obstaculizando el funcionamiento de organismos como Naciones Unidas y la Corte Penal Internacional, así como de mecanismos regionales como el Consejo de Europa y el sistema interamericano de derechos humanos, señala AI.

“En la cuerda floja”

"Los derechos humanos han sufrido graves ataques en los últimos doce meses. Desde Venezuela hasta Egipto, desde la República Democrática del Congo hasta China. Incluso los países que tradicionalmente han hecho bandera de la defensa de los derechos humanos han quedado comprometidos", afirmó el secretario general de AI, Salil Shetty.

El responsable de la organización señaló que "millones de personas sufren terriblemente a manos de Estados y grupos armados mientras los ejecutivos califican sin ningún pudor la protección de los derechos humanos como una amenaza para la seguridad, el orden público o los valores nacionales", lamentó. "Peligran nuestros derechos y también las leyes y el sistema que nos protege. Más de 70 años de duro esfuerzo y avances en materia de derechos humanos están en la cuerda floja", indicó Shetty.

Europa y los refugiados

El director para Europa y Asia Central de Amnistía Internacional, John Dalhuisen, criticó por su parte la actuación del Viejo Continente en la crisis de los refugiados que estalló el último año. El experto sostuvo que, "quizás con la excepción de Alemania", los países europeos "han decidido que la protección de sus fronteras es más importante que proteger a las personas".

Selmin Caliskan, secretaria general de la sección alemana de AI.

Selmin Caliskan, secretaria general de la sección alemana de AI.

Pero también Berlín recibió críticas. “El gobierno alemán pierde de vista los derechos humanos”, dijo la secretaria general de la sección alemana de AI, Selmin Caliskan, quien apuntó que la apertura inicial de las autoridades se ha esfumado.

El informe global de AI critica asimismo las medidas excepcionales contra el terrorismo que ha adoptado Francia, así como la voluntad del Reino Unido de desmarcarse del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Turquía y Siria

La organización humanitaria subraya además el "retroceso" que ha sufrido Turquía en los últimos meses, en los que "se han alcanzado niveles récord en cuando a detenciones de periodistas" y amenazas a la libertad de expresión.

La guerra en Siria es otro de los focos de atención del informe, en el que se advierte de la situación desesperada de miles de personas que tratan de cruzar las fronteras del país para huir de los bombardeos.

Violencia en Latinoamérica

América enfrenta, por su parte, una "crisis de derechos humanos" cubierta por una "invisibilidad mediática y aparatos de publicidad" de los propios países, según el informe de AI. La violencia vivida en la región es "desproporcionada", porque a pesar de que se da un "momento histórico" de democracia, es "preocupante" que Latinoamérica y el Caribe alberguen a 8 de los 10 países más violentos del mundo, dijo en entrevista con Efe la directora de AI para las Américas, Erika Guevara.

Un "claro" ejemplo de ello, comenta Guevara, es México, donde "los números ya han sobrepasado la proporción de alarma", con 27.000 desaparecidos, 200.000 personas que han perdido la vida en la guerra contra el crimen organizado y otros miles de desplazamientos forzosos para huir de la violencia.

Asimismo, el informe destaca que siguen siendo alarmantes los altos niveles de impunidad, porque únicamente 20 de cada 100 homicidios en América Latina acaban con una condena. A pesar de esto, se han visto avances en países como Guatemala, donde se produjeron "movilizaciones masivas de personas en las calles demandando la rendición de cuentas y al Estado un paro total en el tema de corrupción e impunidad", que llevó a la salida del presidente Otto Pérez Molina.

ER (efe, dpa)

DW recomienda