1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Aeropuerto de Bruselas volverá a operar este domingo

El jefe del terminal aéreo informó de la decisión. Si bien se trata de un retorno parcial, “es una señal de esperanza”, dijo Arnaud Feist.

Doce días después del atentado que mató a 14 personas en su área de salidas y destruyera de forma importante las instalaciones, el aeropuerto de Bruselas retomará parcialmente sus operaciones. Así lo confirmó este sábado (02.04.2016) el jefe del terminal aéreo, Arnaud Feist, en una conferencia de prensa. El regreso a las funciones estará marcado por una menor actividad y fuertes medidas de seguridad.

Feist aseguró que el objetivo es volver a trabajar a plena capacidad para el verano boreal, es decir en unos tres meses más. “Nunca olvidaremos ese día negro”, dijo el funcionario, en referencia al 22 de marzo, día del atentado. “Un reinicio de las operaciones tan rápido, aunque sea parcial, es una señal de esperanza. Desde mañana, domingo, el aeropuerto de Bruselas debería estar operativo parcialmente”, agregó.

Inicialmente, sólo se podrá acceder al aeropuerto internacional de Zaventem en auto o taxi. Cámaras especiales estarán instaladas para captar las patentes y se realizarán controles de los vehículos. Los pasajeros y su equipaje serán chequeados al ingreso, una medida que ha sido acordada entre los sindicatos de la policía y los más estrechos colaboradores del ministerio del Interior belga, Jan Jambon, y habrá más patrullas policiales y militares.

Tres vuelos el domingo

Todos los vehículos, ya sean privados o taxis, deben hacer uso del aparcamiento P2 y desde allí acceder a la infraestructura temporal del aeropuerto al lado del denominado conector. “Solo pasajeros desde el aparcamiento tendrán acceso” al aeropuerto, indicó Feist, donde serán instalados detectores de metal y de rayos X y escáneres a los que se tendrán que someter “todos los pasajeros” y el equipaje.

El consejero delegado del aeropuerto explicó además que la próxima fase será comenzar los trabajos de renovación de la terminal donde tuvieron lugar las explosiones. Un portavoz de la policía aconsejó a los pasajeros llegar al menos dos horas antes de la salida del vuelo al aeropuerto. Feist dijo que la terminal planeaba realizar tres vuelos el primer día -a Faro, Atenas y Turín-, todos operados por Brussels Airlines.

El aeropuerto de Bruselas es uno de los más grandes de Europa. Transporta a 23,5 millones de pasajeros y 489.000 toneladas de carga por año, conectando a la capital belga –sede de la Unión Europea y la OTAN– con 226 destinos en todo el mundo a través de 77 aerolíneas diferentes.

DZC (Reuters, EFE, dpa)


DW recomienda