1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Los expertos opinan

Adiós tatuaje: una despedida dolorosa

Los tatuajes son muy populares. Se calcula que en Alemania hay unos diez millones de personas con tatuajes. Pero una de cada cinco quiere sacárselos. El doctor Matthias Bonczkowitz nos explica los riesgos de eliminarlos.

DW: ¿Hoy en día hay más consultas para eliminar tatuajes?

Dr. Matthias Bonczkowitz: Se estima que actualmente, entre el 25 y el 35 por ciento de los jóvenes alemanes de 15 a 25 años tiene algún tatuaje. Pero el 10 por ciento de las personas tatuadas piensa en quitárselos. Es decir que la demanda para eliminar tatuajes es alta. En los últimos dos años realizamos más de 1400 tratamientos para eliminar tatuajes en nuestro consultorio.

¿Cómo es el tratamiento para eliminar un tatuaje?

En primer lugar, desinfectamos la zona a tratar. Luego procedemos a eliminar el tatuaje con láser, utilizando al mismo tiempo un refrigerador local. A continuación volvemos a enfriar la zona tratada y la cubrimos con una venda impregnada con pomada especial. Con impulsos energéticos emitidos a razón de billonésimas por segundo desintegramos las partículas de tinta de la piel. Por último, el sistema inmunológico se encarga de eliminar las partículas removidas mediante el sistema linfático.

¿Qué riesgos, efectos colaterales o secuelas conlleva una eliminación con láser?

Toda intervención quirúrgica conlleva riesgos. Después del tratamiento con láser, por lo general se observa una hinchazón y microhematomas en la zona tratada. Además pueden formarse costras o ampollas que por regla general desaparecen sin dejar cicatrices. En cuanto a los efectos colaterales, puede haber cambios de pigmentación durante el tratamiento. Es decir que la epidermis puede aclararse u oscurecerse. Cabe destacar, sin embargo, que el tratamiento es bastante doloroso. Duele tanto como los pinchazos que se hacen al hacer el tatuaje.

Además del láser, ¿hay otros métodos para eliminar tatuajes? ¿Hay alguno que usted no aconsejaría?

La eliminación con láser es la más recomendable pero, por supuesto, existen otros procedimientos. Está el método por abrasión o raspado de las capas superiores de la epidermis o el de escisión, es decir la extracción quirúrgica del tatuaje. Estas técnicas, no obstante, dejan secuelas antiestéticas. También existe un método de eliminación empleando ácido láctico, aunque no lo recomiendo porque suele dejar cicatrices.

¿Se puede eliminar tatuajes sin que quede nigún rastro?

Depende de diversos factores como el color, la cantidad de tinta y la técnica con la que fueron hechos. Si hay colores como el amarillo o el anaranjado, o si se tatuó en profundidad, con muchos pinchazos o con mucha tinta, el tratamiento resulta más difícil. Sin embargo, hoy en día la técnica láser permite que muchos tatuajes sean eliminados por completo.

¿Cómo hace con los tatuajes que cubren partes enteras del cuerpo?

En principio pueden ser eliminados también por medio del láser, incluso si abarcan la totalidad de la espalda o un brazo. Aunque hay que destacar que eso depende del umbral de dolor de cada paciente. Si el tatuaje es grande, el tratamiento se hace en partes. Se procede a eliminar por bloques. Si se trata de un brazo completo, con su parte anterior y posterior, lo dividimos en zonas que iremos tratando paso a paso. Para borrar tatuajes profesionales hay que calcular entre ocho y diez sesiones.

¿Sabe usted qué motivos llevan a la gente a sacarse los tatuajes?

Las razones de los pacientes son muy variadas. Puede ser que el tatuaje haya dejado de gustarle. O que el motivo haya pasado de moda. También que hayan cambiado sus hábitos de vida, por ejemplo, por estar en pareja o cambiar de trabajo. En algunas empresas no quieren que el personal lleve tatuajes visibles.

¿Qué consejo le daría a alguien que quiere hacerse un tatuaje?

¡Que lo piense bien! Casi siempre es para toda la vida. Todos deberían elegir muy bien el motivo de su tatuaje.

El doctor Matthias Bonczkowitz es dermatólogo y médico jefe de Hautmedizin Kelkheim. Su especialidad es la terapia láser y la eliminación de tatuajes.

www.hautmedizin-kelkheim.de

Entrevista: Marita Brinkmann

DW recomienda