Acuerdo con Irán: las ingratas opciones de la UE | El Mundo | DW | 15.05.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Acuerdo con Irán: las ingratas opciones de la UE

¿Mantener el acuerdo de Irán supondría destruir los lazos transatlánticos y revitalizar la relación de la UE con Rusia? ¿De qué manera se acercará Europa al Kremlin para salvar el acuerdo nuclear?

La retirada de los Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán, a pesar de los llamados personales de los políticos más poderosos de Europa, ha sido un ejemplo más de que el presidente Donald Trump no duda en desestimar los intereses europeos y los asuntos transatlánticos. A los líderes de la Unión Europea solo les quedan las opciones claramente desagradables: hacer frente a Trump con el fin de preservar el acuerdo, con sanciones estadounidenses en contra de cualquier persona o entidad que haga negocios con Irán, o consentir lo que Washington quiera. Incluso si eso significa abandonar un acuerdo aprobado por la ONU, que negociaron y en el que creían.

Más información: El acuerdo iraní en la cuerda floja

Para tratar de salvar el acuerdo nuclear con Irán y su propia dignidad, los firmantes europeos del acuerdo, Francia, Alemania y el Reino Unido, deben decidir hasta qué nivel pueden tolerar unirse a Moscú, Pekín y Teherán. Julien Barnes-Dacey, del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores, opina que se trata de que "en última instancia se puedan extraer algunas concesiones de los estadounidenses para mantener el acuerdo vivo incluso sin la participación de Estados Unidos". La prioridad inmediata es, según el experto en política, comunicar a los iraníes que "vamos a hacer lo que podamos, ustedes tienen que hacer lo que puedan y trabajaremos hacia un plan de contingencias”.

"Complicado" pero vale la pena

Barnes-Dacey reconoce que va a ser "realmente complicado”, pero espera que los líderes europeos lo intenten. Eso significa cerrar filas con los rusos y los chinos por Irán junto con los británicos, franceses y alemanes. "Existe un interés estratégico fundamental dentro de Europa para salvaguardar de algún modo los aspectos del acuerdo nuclear", agrega Barnes-Dacey. "Rusia puede ser parte de esa solución, también a la hora de intentar atraer nuevamente a los estadounidenses".

Eso supone, por otro lado, una oportunidad para los países de la UE que, desde hace mucho tiempo, han pedido que se reduzcan o eliminen las sanciones contra Rusia. "El riesgo está ahí", reconoció Roland Freudenstein, director de política del Centro de Estudios Europeos Wilfried Martens. Freudenstein dice que puede haber esperanzas en ese sentido en Austria, Grecia y Hungría, y en el nuevo gobierno italiano, así como en Moscú. "Ellos ven una gran oportunidad", explica.

Consejo Europeo en Bruselas: Mohammed Dschawad Sarif y Federica Mogherini.

Consejo Europeo en Bruselas: el Ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohammed Dschawad Sarif, y Federica Mogherini, alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad.

Rusia, preparada para la diplomacia

El embajador ruso de la Unión Europea, Vladimir Chizhov, dijo recientemente a DW que esperaba que pronto se reanudara no solo el "negocio de siempre" entre la UE y Rusia, sino que también fuese "mejor de lo habitual".

Barnes-Dacey cree que Rusia podría usar esta complicada situación para sacar ventaja. "Una posibilidad es, claramente, exacerbar las divisiones entre los europeos y los estadounidenses, y creo que sería claramente de su interés. La otra posibilidad es que los rusos se introduzcan con mayor fuerza en el Medio Oriente, también a través de su relación estratégica con los iraníes". El experto explica que la decisión de Trump "alimenta a aquellos que en Europa dicen que ya no pueden confiar en los estadounidenses, que no son buenos para nada… Establezcamos relaciones transaccionales reales con los rusos, que cumplen con sus acuerdos".

Más información: Pone Irán ultimátum a la UE para salvar acuerdo nuclear

¿Qué supone para la UE acercarse a Rusia?

Freudenstein opina que los diplomáticos de los tres grandes Estados miembros de la UE involucrados en el proceso con Irán pueden creer necesario hablar con Rusia, pero "no va a cambiar las cosas en Donbás, en Crimea y en la guerra híbrida que Rusia comenzó contra nosotros ". Y advierte: "Si realmente nos olvidamos ahora de nuestros problemas con Rusia, esto va a romper la Unión Europea".

Cornelius Adebahr, de Carnegie Europe, cree que es poco probable que se produzca algo más que un regateo con Rusia. "No se trata de reequilibrar ningún tipo de alianza, porque no hay alianza con Rusia y los europeos se darán cuenta pronto". Pero de lo que realmente necesita preocuparse Europa "es del deterioro en sí de la relación transatlántica".

 

Teri Schultz (RMR/ER) 

 

 

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda