1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Acuerdan retiro de armas pesadas en Ucrania

En una productiva cita celebrada en la capital alemana, Moscú y Kiev convinieron retirar las armas pesadas del este de Ucrania en noviembre y definir un procedimiento para que el frente de batalla quedara libre de minas.

De izq. a der., los ministros de Exteriores de Francia, Rusia, Alemania y Ucrania.

De izq. a der., los ministros de Exteriores de Francia, Rusia, Alemania y Ucrania.

Este viernes (6.11.2015), Moscú y Kiev convinieron retirar las armas pesadas del este de Ucrania durante el mes de noviembre y definir un procedimiento para que el frente de batalla quedara libre de minas. El pacto, descrito como un avance hacia la implementación plena del Acuerdo de Minsk, fue sellado en Berlín por los ministros de Exteriores de Rusia y Ucrania, Serguéi Lavrov y Pavló Klimkin, respectivamente, con la mediación del sus homólogos de Alemania y Francia, Frank-Walter Steinmeier y Laurent Fabius.

“Los resultados han superado las expectativas”, dijo Steinmeier tras casi tres horas de negociación. “En general ha sido una reunión realmente buena”, acotó el ministro germano en un tono inusitadamente positivo tras este tipo de encuentros. Teniendo en cuenta los tiempos en los que fue posible la retirada de las armas ligeras, Steinmeier pronosticó que este nuevo paso hacia la consolidación de la tregua se podría culminar “a finales de noviembre o principios de diciembre”. No obstante, el invierno podría ralentizar ese proceso.

Lo concerniente a las minas es un punto importante. Y es que, en la línea de contacto entre las tropas fieles a Kiev y los separatistas prorrusos, las minas en cuestión ya han causado víctimas civiles. Sin embargo, la cita de Berlín dio hasta para la discusión de otras materias. Los representantes de Rusia y Ucrania abordaron la implementación de los puntos de carácter político del Acuerdo de Minsk, suscrito a principios de 2015. Steinmeier informó que se debatió sobre la celebración de elecciones locales en el Dombás.

En concreto, se identificaron los aspectos sobre las que hay que negociar para redactar una ley electoral que ampare y regule estos comicios de una manera aceptable tanto para los rebeldes ucranianos y Moscú como para los parlamentarios de Kiev: el voto de los desplazados, los permisos para los partidos, la organización de la comisión electoral y la cuestión de la supervisión de los comicios por observadores. Otro de los tópicos del encuentro ministerial fue la crisis humanitaria que atraviesa la población civil.

El último punto a debate fue la necesidad de reconstruir infraestructuras claves para ambos bandos, como pueden ser las líneas de ferrocarril –imprescindibles para el abastecimiento– y las conducciones de agua potable. Los participantes acordaron volver a encontrarse a lo largo de noviembre para evaluar cómo se van implementando sobre el terreno los acuerdos cerrados este viernes (6.11.2015) y establecer nuevas metas en el proceso de paz en el este de Ucrania. El ministro de Exteriores ruso se mostró casi tan optimista como su colega alemán: según Lavrov, la completa implementación del Acuerdo de Mink podría tener lugar en 2016.

ERC ( EFE / AFP )