1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Activistas cruzan frontera entre las Coreas por la paz

Grupo incluía a dos Premios Nobel. La intención es abrir una ventana para romper la “barrera artificial” que separa a ambos países.

Con la anuencia de los gobiernos de Corea del Norte y Corea del Sur, un grupo de 30 activistas por la paz, entre las que se encontraban las premios Nobel de la Paz Mairead Corrigan-Maguire, de Irlanda del Norte, y Leymah Gbowee, de Liberia, cruzó la frontera entre ambos países, en un gesto simbólico para pedir paz en la península. Todo, con motivo del Día Internacional de las Mujeres por el Desarme.

Se trata de “un viaje por la paz, por la reconciliación y por los derechos humanos, y un viaje al que accedieron ambos gobiernos”, recalcó la feminista estadounidense Gloria Steinem, en declaraciones a periodistas en Corea del Sur. Las mujeres, sin embargo, no fueron autorizadas a cruzar a pie la irónicamente ultramilitarizada Zona Desmilitarizada, franja de cuatro kilómetros de ancho que marca la frontera entre ambos países.

El grupo había pedido originalmente marchar por la población fronteriza de Panmunjom, pero Seúl les pidió que en su lugar cruzasen la zona industrial intercoreana de Kaesong. Las activistas llegaron a Pyongyang el martes, donde se reunieron con mujeres de Corea del Norte para entregarles su mensaje. Luego marcharon hacia el sur a través del corredor occidental a lo largo de la antigua línea férrea de pasajeros de Gyeongui.

Voces críticas

Steinem dijo que espera que la actividad abra los contactos a través de la “barrera artificial” para promover el entendimiento entre las dos Coreas. La norirlandesa Mairead Corrigan-Maguire, en tanto, dijo que las activistas se sienten “privilegiadas” por haber podido atravesar la frontera, mientras la liberiana Leymah Gbowee destacó la acción como un “primer paso en la dirección correcta”.

Algunos criticaron que las activistas no alzasen más la voz contra el régimen norcoreano. “A esto lo llaman una marcha por la paz, pero aquí no hay paz”, lamentó una desertora del Norte en declaraciones a la BBC. Otros activistas afirmaron que evento no ayudará a resolver cuestiones como el programa nuclear de Corea del Norte y la violación de derechos humanos por parte del hermético país.

DZC (dpa, EFE)