1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Abuchean y agreden a primer ministro serbio en Srebrenica

El primer ministro de Serbia fue alcanzado por una piedra cuando abandonaba los actos conmemorativos del vigésimo aniversario de la matanza de 8.000 musulmanes en la ciudad de Srebrenica a manos de tropas serbobosnias.

A la salida del Centro Memorial de Potocari, donde se celebró el acto, el primer ministro de Serbia, Aleksandar Vucic, fue despedido entre silbidos de desaprobación por algunos de los presentes que lanzaron diferentes objetos, como piedras y botellas, contra el primer ministro. Algunos acusan al jefe de gobierno serbio de complicidad con la matanza de Srebrenica. Y es que hace 20 años, el ahora primer ministro se unió a las fuerzas nacionalistas que buscaban crear la “Gran Serbia”.

Así, el dirigente serbio fue alcanzado por una piedra en la cabeza, a la salida de la conmemoración. Según informaron medios locales, una persona habría sido detenida por las agresiones. Es la primera vez que se produce un incidente violento desde que comenzó a conmemorarse oficialmente la matanza de Srebrenica, en 2003.

"Lamento lo que ha ocurrido, que algunos no hayan reconocido mi sincera intención de que edifiquemos la amistad" de los serbios y los bosniomusulmanes, dijo Vucic en declaraciones emitidas por la televisión a su regreso a Belgrado. "Mi mano queda tendida hacia el pueblo bosniomusulmán y seguiré con esa política, siempre estaré dispuesto a hablar sobre cómo superar los problemas", subrayó.

Por primera vez

Vucic es el primer jefe de Gobierno serbio que acude a una conmemoración en Srebrenica. Si bien no es la primera vez que Serbia reconoce el crimen o pide perdón, insiste en negar que lo ocurrido fuera un genocidio. La matanza de más de 8.000 varones musulmanes en Srebrenica a manos de las fuerzas serbobosnias es considerada el mayor crimen cometido en Europa después del fin de la Segunda Guerra Mundial.

Este sábado (11.07.2015) más de 50.000 personas, incluidos altos representantes de unos 90 países y organizaciones internacionales, asisten al acto de conmemoración en el Centro Memorial de Potocari, en las proximidades de Srebrenica.

Antes de llegar al enclave bosnio, el primer ministro serbio, Aleksandar Vucic, condenó lo que denominó el "monstruoso crimen" de Srebrenica. "No hay palabras con las que uno puede expresar el lamento y la tristeza por las víctimas, ni la rabia y amargura hacia quienes cometieron ese monstruoso crimen", dijo Vucic en un comunicado. "Serbia condena con claridad y sin ambigüedades ese horroroso crimen, se indigna de quienes participaron en él y seguirá llevándolos a la justicia", agregó.

Llamar al mal por su nombre

El representante de Estados Unidos es Bill Clinton, quien era el presidente de la primera potencia mundial en el momento de la matanza, ocurrida pocos meses antes del fin de la guerra bosnia, que de 1992 a 1995 enfrentó a bosnios musulmanes, serbios y croatas.

El presidente de EE. UU., Barack Obama, pidió "llamar por su nombre" al "genocidio" de Srebrenica y asegurarse de que los responsables de la matanza rindan cuentas. En un comunicado publicado dos días después de que Rusia vetara una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que describía la masacre como genocidio, Obama insistió en la importancia de reconocer "por completo el pasado". "Y solo llamando al mal por su nombre podemos encontrar la fuerza para superarlo", afirmó.

VC/RML (efe, dpa)