1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Abren causa contra jefe de China Telecom

Las autoridades sospechan de “graves violaciones disciplinarias” de Chang Xiaobing, presidente del tercer mayor operador telefónico del país.

Las autoridades chinas informaron este domingo (27.12.2015) que el presidente de China Telecom, la tercera mayor compañía telefónica del gigante asiático, está siendo investigado por supuesta corrupción. La Comisión Central de Inspección y Disciplina, el brazo creado por el Partido Comunista para tratar con estos casos, informó que estudia las sospechas de “graves violaciones disciplinarias” que pesan sobre Chang Xiaobing.

Con ese eufemismo habitualmente se refieren las autoridades chinas a la corrupción, problema contra el que han lanzado una dura campaña. Chang, de 58 años, presidió el Consejo de Administración del segundo mayor operador telefónico chino, la también estatal China Unicom, hasta el pasado mes de agosto, cuando se trasladó a la competidora Telecom. Este domingo, medios locales reportaron que Chang estaba desaparecido.

La campaña anticorrupción del presidente chino, Xi Jinping, sacude así al directivo de una de las empresas más poderosas del país y llega a un sector que hasta ahora le había resultado ajeno. La lucha contra la corrupción se había centrado hasta el momento en los estamentos político y militar y, en menor medida, en el mundo corporativo, aunque limitado casi exclusivamente a las finanzas y las grandes petroleras estatales.

¿Está desaparecido?

Chang se encuentra “desaparecido”, de acuerdo con un artículo de la prestigiosa revista de negocios Caijing, donde se asegura que al empresario se le perdió la pista apenas unos días antes de una reunión de la estatal telefónica fijada para este lunes 28 de diciembre. Un memo informando que la cita sería pospuesta fue enviado a los directores de la compañía el sábado, asegura la publicación. El celular de Chang está desconectado desde entonces.

En agosto, Chang pasó a Telecom a pesar de los numerosos rumores que lo vinculaban a casos de corrupción y a que estos ya habían generado investigaciones en su contra. El traspaso disparó también las sospechas de que el objetivo era fusionar a China Unicom con China Telecom, especialmente después de que la agencia oficial Xinhua anunciara de los planes estatales para disminuir la cantidad de empresas del Estado desde 111 a solamente 40.

DZC (Efe, Reuters, AFP)


DW recomienda