Abogados de Berlusconi intentan suspender juicio por caso sexual | Europa | DW | 03.10.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Abogados de Berlusconi intentan suspender juicio por caso sexual

Abogados de Berlusconi intentan suspender juicio por caso sexual

El juicio al primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, por la acusación de que pagó por sexo con una prostituta menor de edad podría ser suspendido durante meses hasta que el máximo tribunal de Italia decida qué jueces tienen jurisdicción, dijeron el lunes sus abogados.

En una presentación legal, los abogados de Berlusconi dijeron que una corte de Milán no tenía jurisdicción en el caso y que Berlusconi debe ser juzgado por un tribunal especial para ministros. El máximo tribunal tiene previsto dictaminar sobre el tema a principios de febrero.

Una suspensión daría tiempo a la defensa de Berlusconi y evitaría más titulares negativos sobre el debilitado primer ministro, quien enfrenta una serie de escándalos y está luchando por contener una crisis de mercado que amenaza con arrastrar la deuda italiana a un terreno sin control.

El multimillonario de los medios de 75 años niega haber procedido mal y acusa a los jueces de Milán de realizar una campaña motivada políticamente para derrocarlo del poder. Una resolución sobre la petición de suspensión de sus abogados se espera para el lunes más tarde.

El juicio de prostitución se centra en acusaciones de que Berlusconi pagó para tener sexo con la adolescente nacida en Marruecos Karima El Mahroug, una bailarina de un club nocturno conocida por su nombre artístico como Ruby.

Berlusconi también está acusado de telefonear a oficiales de la policía de Milán en mayo pasado para lograr su liberación de custodia cuando la joven quedó detenida por acusaciones de robo, con el objetivo de evitar un escándalo.

El primer ministro dijo que no tuvo sexo con El Mahroug, pero reconoció haber hecho esa llamada a la policía, en la que sostuvo que la joven era la nieta del entonces presidente egipcio Hosni Mubarak, pero dijo que no ejerció influencias inapropiadas.