1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Aaron Galindo: “Lo he logrado solo"

Al defensor Aaron Galindo del Eintracht Fráncfort, el tercer mexicano en la historia de la Bundesliga, debutar en el fútbol alemán le tomó tiempo. Ahora jugó por primera vez 90 minutos contra el Bayern Múnich.

default

Aaron Galindo: hora de medirse en la cancha.

La historia de Galindo y Alemania es muy particular; en este país, durante la Copa Confederaciones del 2005, fue protagonista de uno de los más sonados escándalos de dopaje de la historia del fútbol internacional, por lo cual fue sancionado junto a su compañero del seleccionado mexicano Salvador Carmona a un año de pausa obligatoria.

Tras cumplir la pena, Galindo regresó a las canchas y después de pasar por el fútbol Suizo arribó a la Bundesliga. DW-WORLD dialogó con el defensor mexicano acerca de su experiencia en el fútbol alemán, las huellas del escándalo en su vida profesional y sus deseos de regresar al seleccionado de su país.

Por fin 90 minutos en la Bundesliga... le tomó su tiempo, exactamente 12 fechas...

Si, la Bundesliga es una liga importante, aquí tienes que trabajar y ganarte un puesto, contra el Bayern Munich tuve la oportunidad. Considero que cumplí con las expectativas y así hay que seguir, trabajando, demostrando día a día que te mereces el puesto en el once inicial. Además, se sacó un punto contra un equipo que es un monstruo. Ahora sólo me resta esperar con calma pues considero que tengo las mismas posibilidades de llegar a la titularidad que los demás, voy por buen camino.

Su historia en la Bundesliga está plagada de curiosidades: dos días después de haber firmado su contrato con el Fráncfort se lesionó y cuando por fin pudo jugar, a los 114 segundos de estar en la cancha le mostraron una tarjeta amarilla.

Son cosas del fútbol, en este deporte pasan cosas como ésas. Cuando debuté, entré acelerado y quería hacer las cosas bien, y ya ves, amarilla. Ahora lo que necesito son minutos de juego.

¿Orgulloso de ser el tercer mexicano en la historia de la Bundesliga?

Si, he peleado toda mi vida por trascender, he tratado de recorrer mi propio camino. Me ha costado mucho, lo estoy tomando con calma, siempre evalúo lo que hago y seguiré haciéndolo para salir adelante. La Bundesliga es una de las mejores ligas del mundo, basta mirar los jugadores que están allí, no hay equipo chico, todos te pueden ganar y todos se exigen al máximo.

¿Ha tenido la oportunidad de hablar con sus compatriotas Pavel Pardo y Ricardo Osorio?

Sí, cuando llegué me llamaron para desearme suerte, hemos tenido ya bastante contacto, hemos platicado algunas veces. Lamentablemente ellos están pasando con el Stuttgart por un mal momento pero no hay que olvidar que también fueron campeones la temporada pasada; eso es normal, después de una gran campaña siempre viene un bajón. Pavel y Ricardo demostraron ya su calidad y pronto saldrán de este bache.

Alemania seguramente no le trae buenos recuerdos, pues aquí empezó la etapa más difícil de su carrera tras el escándalo por el dopaje.

Si, aquí empezó todo pero eso es pasado. Lamentablemente esas cosas me pasaron a mí sin tener nada que ver pero estoy tranquilo y eso me ha ayudado a seguir adelante. Ahora estoy aquí para demostrar de lo que soy capaz como jugador.

¿Y de paso limpiar su imagen?

Sí, aquí en Alemania y en donde sea, yo he tenido una carrera muy limpia a pesar de lo que pasó y yo me dedico hoy al fútbol, esas circunstancias me pasaron a mí y hoy sólo me resta seguir para adelante.

¿Lo reconforta estar en Alemania, en Europa, después de que muchos daban en México su carrera profesional por acabada?

Sí, estoy muy orgulloso y contento, especialmente porque lo he logrado solo dentro del ámbito futbolístico, únicamente mi familia y amigos me han acompañado y rodeado, pero en lo deportivo lo he logrado solo, me abrí camino solo; yo no llegué como un jugador que había participado en un Mundial sino por mi esfuerzo y aquí estoy abriéndome camino.

¿Lo amargan todavía esas cosas que sucedieron en torno a su nombre?

No, si me amargara algo no estaría jugando al fútbol, no estaría en Alemania, no buscaría progresar. Nada, yo no me voy a estancar por lo que sucedió en el pasado, fue difícil pero ahora estoy acá muy feliz, muy contento.

¿Qué trae el futuro, tal vez el regreso al seleccionado mexicano?

Eso es decisión de la Federación y del director técnico, creo que puedo estar. Estoy jugando en Europa, haciendo las cosas bien. Si ellos deciden llamarme, iré con mucho gusto, como siempre lo he hecho, pero el siguiente paso es ganarse la titularidad en Fráncfort.

DW recomienda