1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

¿A quién votarán los pobres en Reino Unido?

La antiguas regiones industrializadas del norte de Inglaterra votaron mayoritariamente por el “brexit”. Precisamente aquí, la pobreza y la desigualdad van en aumento. Desde Sheffield informa Erik Albrecht.

Carne picada, patatas, un poco de queso… Pam ha encontrado en internet una receta escandinava con estos ingredientes y la prepara para comer en el Spires Centre. Todos los viernes, el pequeño equipo de este centro social de Sheffield, en el norte de Inglaterra, prepara comida para todo aquel que acuda al lugar. Para algunos, es lo único caliente que pueden llevarse a la boca en toda la semana. "Hace diez años nunca me hubiera imaginado que íbamos a tener que impulsar una iniciativa así", dice a DW Andrew Keel, párroco del Spires Centre. "Ahora se abren comedores sociales por todas partes, porque la demanda es muy elevada”. 

 

Más información: 

May y Corbin presentan sus credenciales en la TV

Theresa May, ¿la abandonará su buena estrella el 8 de junio?

Arbourthorne, uno de los lugares más pobres de Reino Unido

Arbourthorne, el barrio de Sheffield en el que se encuentra el Spires Centre, es uno de los lugares más pobres de Reino Unido. Prácticamente la mitad de los niños crece en la pobreza. Unos 18 comedores comunales funcionan actualmente en todo Sheffield, una ciudad con más de un millón de habitantes.

El Spires Centre es uno de los más pequeños. Desde 2013, ha aumentado notablemente la cifra de personas que pasan hambre en todo el país. En aquel año, el Gobierno conservador de David Cameron reformó el sistema de ayuda social. Solo Trussel Trust, la red más grande de comedores sociales del país, alimentó en 2016 a más de medio millón de personas. Según cifras de la organización, un cuarto de ellas se encontraba en situación de espera del subsidio social. Otro cuarto ganaba demasiado poco como para poder mantenerse con su salario.

Nordengland vor der Wahl (DW/E. Albrecht)

En Sheffield y su región hay pobreza a pesar del crecimiento económico del Reino Unido.

Por otro lado, la primera ministra, Theresa May, puede presumir en campaña de buenos datos económicos. En los últimos años, la economía británica ha crecido más de un 2 por ciento anual y la tasa de desempleo es una de las más bajas de la Unión Europea. Pero los puestos de trabajo han surgido sobre todo en el sector salarial más bajo. Y no todas las regiones se han beneficiado por igual del crecimiento económico. La desigualdad aumenta desde la década de los 80. Ya entonces la política de privatización y desindustrialización de Margaret Thatcher golpeó con dureza el norte del país.

El "brexit” en el centro del debate

Todos los grandes partidos prometen en campaña una sociedad más justa. "Pero ahora el debate se centra en el 'brexit'", dice Matthew Flinders, politólogo de la Universidad de Sheffield. "No nos hemos esforzado en abordar cuestiones sobre políticas más concretas", critica. El problema es que un porcentaje cada vez más elevado de la población se siente parte de esa creciente desigualdad. "La presión arreciará si la política no aborda esa desigualdad", pronostica Flinders.

Nordengland vor der Wahl (DW/E. Albrecht)

El Spires Centre ofrece todos los viernes una comida caliente.

"No solo se profundiza la brecha entre ricos y pobres", dice Lee Major, de Sutton Trust, un think tank sobre temas educativos. "Al mismo tiempo, se frena la movilidad social", complementa. Major nos enseña un mapa de Sheffield y sus alrededores para demostrar lo explosiva que puede ser esta situación para la política británica. Fue precisamente esta región con pocas posibilidades de ascenso social la que votó mayoritariamente por el "brexit”.

División de la sociedad

"El sistema actual no se puede mantener", argumenta Major, quien agrega que "la sociedad británica vivirá una división brutal si no hacemos nada al respecto". Major cree que el referéndum sobre la Unión Europea supuso una llamada de atención. "Lo único que temo es que precisamente aquellos que votaron por el 'brexit' serán precisamente los que tendrán menos opciones", dice.

Las elecciones del jueves 8 de junio de 2017 en Reino Unido suponen ya una escisión interna para los tradicionales votantes laboristas de la región de Sheffield. "La conservadora May promete un 'brexit' duro y para los laboristas es difícil llegar a sus votantes tradicionales con su versión de una  sociedad más justa", observa Flinders. "El ‘brexit' ha puesto patas arriba el sistema de partidos", continúa el politólogo. "Votar a los conservadores se ha vuelto prácticamente algo apolítico. Como si fuera una obligación ciudadana demostrar que se desea un país fuerte frente a Europa".

Nordengland vor der Wahl (DW/E. Albrecht)

Paquetes de comida para los usuarios del Spires Centre de Sheffield.

"El Estado está fallando”

Angela Marshall prepara paquetes de comida para los usuarios del Spires Centre. "Normalmente ofrecemos pasta con salsa, arroz y carne de lata", dice. "Muchas personas de Arbourthorne no sabrían qué hacer si no nos tuvieran a nosotros", explica. "El Estado está fallando y por eso nos necesitan".

"Somos un país industrializado, pero hay gente que pasa hambre como no sucedía antes", agrega el párroco Andrew Keel. "De eso se habla poco en campaña. Por eso temo que la situación vaya a empeorar. Después de las elecciones, seguro que hay nuevos recortes", dice.

El actual Gobierno congeló hasta 2018 las ayudas sociales. Pero los precios de los productos básicos suben, precisamente por la debilidad de la libra tras el referéndum sobre el "brexit". "Es difícil predecir cómo será la situación de muchas familias cuando haya nuevos recortes", concluye Keel.

Autor: Erik Albrecht desde Sheffield (MS/DZC)

 

DW recomienda