1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

¿A cualquier precio?

La prensa europea del lunes se pregunta si el matrimonio Clinton se aferrará al poder sin reparar en consecuencias.

default

El ex presidente Bill Clinton apoya la campaña de su esposa.

El Rheinpfalz, de Ludwigshafen, dice acerca de las elecciones primarias más recientes llevadas a cabo en Estados Unidos: “El equipo de Hillary Clinton estima que puede ganar con los votos de estados grandes y de población mayoritariamente blanca. Pero algunas encuestas dejan entrever que antes de ello Barack Obama podría alzarse con triunfos en otras demarcaciones. Tales encabezados son justo lo que necesita él. Las victorias estatales tienen un valor psicológico mucho mayor que la ventaja entre funcionarios de partido tan tomada en cuenta por Clinton. Es posible que existan muchos clintonianos de hueso colorado. Pero también son muchos los que piensan en las posibilidades reales en las elecciones de noviembre y, por tanto, se irán con el bando más fuerte a la hora decisiva.”

Límites de la ambición

La Repubblica, de Roma, se pregunta hasta dónde llegará el matrimonio Clinton en la lucha por el poder presidencial: “El dilema que pondrá a prueba las capacidades políticas de Hillary y Bill consistirá en definir si los 'Billarys' desean ganar a cualquier precio tal y como se lo reprochan muchos de sus enemigos. Si están preparados para destruir la ilusión en cuanto a la victoria de un partido que luego de la catástrofe de Bush sentía zanjado el camino hacia la Casa Blanca. O si, en vez de ello, demuestran sensibilidad y dan el paso prometido para apoyar a Barack Obama.”

Obama: buenas perspectivas

Desde Milán, el Corriere della Sera escribe este lunes: “Pasado mañana habrá elecciones en los alrededores del río Potomac, tanto en Maryland como en Virginia y en la capital Washington. Se trata de victorias seguras para Obama, pues ahí viven muchos afroamericanos. Quizá la excepción sea Maryland, donde la senadora demócrata Clinton tiene apoyo y esto le puede dar alguna oportunidad. Del lado republicano, las victorias de Mike Huckabee en Kansas y Louisiana resultaron dolorosas para John McCain, para el cual la nominación parecía segura. El senador por Arizona tiene un problema, y es que parece demasiado débil a los electores del catolicismo duro que fueron componente fundamental para la victoria republicana en las elecciones presidenciales de 2000 y 2004.”

A río revuelto, ganancia republicana

Para The Guardian, de Londres, la contienda demócrata otorga ventajas al partido republicano: “Desde el otro lado del Atlántico, es especialmente importante que de las elecciones de noviembre surja un presidente capaz de encontrar soluciones globales en colaboración con el resto del mundo; es decir, que trate a los demás países con mayor respeto que el actual inquilino de la Casa Blanca. La buena noticia es que los tres candidatos que siguen en la competencia –Hillary Clinton, Barack Obama y John McCain- llenan este requisito en una u otra medida. Pero también hay malas nuevas. Si los demócratas no conducen el resto de la batalla por la nominación del partido con tacto e inteligencia, puede presentarse el peligro de que el premio se lo dejen al más militarizado de los tres: el muy posible candidato republicano McCain.”

DW recomienda