Yevguenia Timoshenko: “No le den ninguna oportunidad a Yanukóvich” | Europa | DW | 04.12.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Yevguenia Timoshenko: “No le den ninguna oportunidad a Yanukóvich”

Yevguenia Timoshenko lucha por la liberación de su madre, Yulia, ex primera ministra de Ucrania, y advierte sobre el peligro de una dictadura en su país, al tiempo que pide ayuda a Occidente.

El presidente ucraniano, Víktor Yanukóvich, vetó el viernes 29 de noviembre el largamente planeado acuerdo de la Unión Europea para rescatar un acuerdo de asociación y comercio con la UE que se iba a firmar ese mismo día en la capital de Lituania, y que habría supuesto un histórico alejamiento de Rusia. La medida provocó masivas protestas en Ucrania. En la capital, Kiev, la Policía reprimió con dureza a quienes se manifestaban pacíficamente en las calles. Como respuesta, más personas salieron a exigir la dimisión del presidente. La rival más importante de Yanukóvich es la exjefa de Gobierno de Ucrania, YuliaTimoschenko, quien fue juzgada en 2011 por hacer abuso del cargo. Sin embargo, aún hay dudas acerca de la legalidad de la pena que cumple. Para la Unión Europea, la liberación de Timoshenko es condición sine qua non para cualquier tipo de tratado con Ucrania que amplíe el intercambio comercial y facilite su ingreso a la comunidad europea. En entrevista con Deutsche Welle, la hija de Julia Timoshenko, Yevguenia, explica cuál es el rol de su madre en las protestas.

Deutsche Welle: ¿Cómo evalúa usted las protestas en Ucrania?

Yevguenia Timoschenko: No se trata sólo de que Yanukóvich le niegue a Ucrania un futuro europeo al rechazar la firma del acuerdo. También se trata de la violencia policial, organizada por los adeptos del presidente. La policía golpeó a jóvenes que protestaban pacíficamente, y eso indignó a la gente. Por eso, el domingo se sumaron más manifestantes a las demostraciones, en total cerca de un millón. Las protestas no tienen por objetivo sólo el ingreso de Ucrania a la Unión Europea, sino que representan la lucha del individuo contra un régimen que le está robando la base y las perspectivas económicas, así como el futuro de ser parte de Europa.

Su madre parece jugar un papel muy importante en lo que respecta al acuerdo de asociación y comercio con la UE. ¿Cuál es ese rol?

Mi madre le dejó muy en claro a la UE que su encarcelamiento no debe colocarse en relación con el acuerdo. Hizo varias concesiones. Por ejemplo, le pidió a la oposición en el Parlamento que votara unánimemente por la integración europea. Incluso accedió a dejarse llevar esposada fuera del país. Pocos días antes de la cumbre, dijo que si Yanukóvich decidía a último minuto firmar el acuerdo, la UE debería firmarlo aunque ella no fuera liberada.

¿Cómo evalúa usted la política de Rusia con respecto a Ucrania?

No es algo que me corresponda comentar. Pero como ucraniana, tengo muy en claro qué es lo que deben hacer los que detentan el poder en mi país. En primer lugar, deben proteger los intereses de Ucrania y poner coto a la corrupción, ya que la corrupción es la causa de la quiebra económica del país. La economía ucraniana está en peligro, y por eso tenemos que trocar poco a poco nuestra soberanía por los recursos en los que muchos países están interesados. Tras el fracaso del acuerdo de asociación se demostró una vez más que Yanukóvich nunca buscó una conexión con Europa.

¿Qué espera en un futuro cercano de la Unión Europea?

Cuando visité ayer a mi madre, que está en huelga de hambre desde hace nueve días, pidió a los jefes de Estado europeos y al mundo democrático que no permitan que la dictadura de Yanukóvich aumente su poder. La represión y la violencia contra los jóvenes sólo son el comienzo.

Ahora, cuando cientos de miles salen a la calle a manifestarse para poner bajo presión al Gobierno de Yanukóvich, agradecemos que los líderes europeos apoyen a Ucrania, que se rebela contra él. La tarea de la oposición es ayudar al pueblo ucraniano para que sus demandas sean escuchadas por los políticos del régimen. Pero, lamentablemente, debemos constatar que los políticos no quieren reconocer que es todo un país el que se está levantando y exigiendo hechos concretos.

Como hija de Julia Timoshenko quiero, en nombre de todos los que luchan por la democracia en Ucrania, hacer un llamamiento a los países democráticos del mundo y pedirles que sigan luchando por la liberación de mi madre para que no siga siendo un rehén político del régimen.

YevgueniaTimoshenko trabaja a nivel internacional por los intereses de su madre en prisión y aboga por la inclusión de Ucrania en la Unión Europea.

DW recomienda

Publicidad