Yemen: un dolor de cabeza para Arabia Saudí | El Mundo | DW | 09.11.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Internacional

Yemen: un dolor de cabeza para Arabia Saudí

La intervención en Yemen está causando cada vez más problemas a Arabia Saudí: política y humanitariamente, pero también en lo que se refiere a la reputación del reino. Ahora Rusia ofrece su ayuda.

Desde hace algún tiempo, el presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, es un hombre sin poder. Los informes de la agencia de noticias AP sugieren ahora que Hadi también es un hombre sin libertad de movimiento. El presidente que, desde hace meses, se encuentra junto con su familia en Arabia Saudí desea regresar a su país. Sin embargo, eso es lo que le niega precisamente el gobierno saudí. El mismo gobierno que lo respalda como presidente legítimo de su país. Y el mismo gobierno que, por lo tanto, ha mantenido una intervención militar en su país vecino durante dos años y medio.

La decisión de mantener a Hadi en Riad hace sospechar que Arabia Saudí quiere poner fin a su despliegue en Yemen, un esfuerzo que le ha costado al reino mucha reputación y cuya legitimidad ya no se puede sostener a la luz de más de 10.000 muertos civiles.

Deseo de retiro

Dadas la desastrosas consecuencias políticas y humanitarias de la misión, el príncipe heredero Mohamed bin Salman ya insinuó en agosto, durante su visita a EE.UU., que su país preferiría retirarse de Yemen. La decisión de no dejar salir al presidente Hadi de Arabia Saudí podría servir a tal propósito. Sería una señal indirecta dirigida a los rebeldes hutíes, liderados por el expresidente Ali Abdullah Saleh.

Víctimas de la guerra: la población civil yemení

Víctimas de la guerra: la población civil yemení

Esta teoría gana aún más plausibilidad sabiendo que Rusia envió un avión a Yemen a principios de octubre para llevar a Saleh, de 75 años, al extranjero a recibir atención médica. Y eso que, actualmente, aviones extranjeros solo pueden atravesar el espacio aéreo yemení con el permiso de Arabia Saudí. Eso también se puede interpretar como señal de acercamiento a los hutíes chiitas en Yemen.

Más información:

Arabia Saudita vs. Irán: “Más que escaramuzas”

ONU: Yemen enfrenta la "mayor hambruna en décadas"

Arabia Saudí advierte a Irán que puede responder a sus “agresiones”

Hace pocos días, los hutíes habían disparado un misil desde Yemen dirigido contra el aeropuerto de Riad. Otra razón más para intentar poner fin a la intervención. La oferta de ayuda y mediación por parte de Moscú es por lo tanto bienvenida en Riad. Para Moscú se ofrece la oportunidad de ganar más influencia en la región.

Intervención controvertida

La intervención militar de la coalición liderada por Arabia Saudí es muy controvertida. Sebastian Sons, analista del Instituto de Investigación de Asuntos Exteriores en Bonn, la interpreta como un escenario más en la guerra de poderes entre Arabia Saudí e Irán. "Ante todo se trata de un conflicto político y geoestratégico. Arabia Saudí considera que Irán ha ganado demasiada influencia en el mundo árabe", dice Sons.

Ahora, Arabia Saudí se ve obligada a pedir ayuda a Rusia, precisamente al aliado de Irán. Por otra parte también tiene la esperanza de que Rusia pudiera convencer a Teherán de perseguir una política exterior más moderada. Arabia Saudí parece volver a la sabiduría de que las palabras a veces son más poderosas que las armas.

Autor: Kersten Knipp (GG/VT)

DW recomienda

Publicidad