Wulff, acusado formalmente de “corrupción” | Alemania | DW | 12.04.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Wulff, acusado formalmente de “corrupción”

La Fiscalía alemana decidió interponer una demanda por “cohecho” contra el expresidente alemán Christian Wulff.

El ex presidente alemán Christian Wulff.

El ex presidente alemán Christian Wulff.

Christian Wulff, expresidente de Alemania, está acusado de cohecho por su relación con el productor de cine alemán David Groenewold, acusado, a su vez, de corrupción. El productor y amigo de la pareja Wulff se hizo cargo de parte de los gastos de un viaje del matrimonio a la famosa fiesta de la cerveza de Múnich, el Oktoberfest.

En el comunicado de la Fiscalía los investigadores informaron que parece haber pruebas suficientes que relacionan ese viaje con la decisión de Wulff, entonces primer

Ver el video 01:32
Now live
01:32 minutos

Querella contra el expresidente alemán

ministro de Baja Sajonia, de promover el proyecto cinematográfico de Groenewold para recibir dinero de Siemens.

El martes pasado, tanto Wulff como Groenewold rechazaron la oferta de la Fiscalía para retirar la demanda a cambio de una multa de 20.000 euros. Ahora le toca al Tribunal de Hannover decidir si abre o no una causa contra el expresidente. De ser así, Wulff sería el primer presidente alemán que debería responder ante la Justicia.

Presión de Wulff a un diario agravó la situación

El escándalo en torno a Wulff estalló el 13 de diciembre de 2011, cuando el diario más vendido de Alemania, Bild, publicó que el presidente alemán recibió un crédito privado de 500.000 euros de un amigo empresario, dinero con el que se compró una casa, acusándolo así de tráfico de influencias.

Las acusaciones se sucedieron durante semanas en los principales medios de comunicación alemanas, y el expresidente alemán comenzó a ser investigado por sus relaciones con empresarios y por haber aceptado que pagaran sus vacaciones. El propio Wulff colaboró con el escándalo al llamar al periódico Bild para intentar evitar que se publicaran detalles del caso.

Finalmente, Wulff, de 53 años y miembro de la Unión Cristianodemócrata (CDU) presidida por la canciller Angela Merkel, decidió dejar el cargo, en gran parte protocolar, de presidente el 17 de febrero, 20 meses después de asumir ese puesto.

JOV / CP (dpa, Reuters)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema