Wolfsburg ya tiene pinta de campeón | Deportes | DW | 06.04.2009
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Wolfsburg ya tiene pinta de campeón

La compañía automotriz Volkswagen le entregó a Felix Magath “carta blanca” para hacer del Wolfsburg un equipo triunfador; hoy el club es primero en la clasificación y serio aspirante al titulo del fútbol alemán.

default

Felix Magath, entrenador del Wolfsburg.

El Wolfsburg se apoderó este fin de semana del liderato en la Bundesliga, apabullando al Bayern (5-1), y ahora está allí donde sus casi “ilimitados” recursos exigen que esté: en la cima de la tabla.

El club de fútbol de la Volkswagen, después de varios años de frustraciones en los que no se lograron ni trofeos, ni protagonismo local , mucho menos internacional, decidió en el verano del 2007 reformar drásticamente su curso y emprender un cambio total en sus estructuras.

Futbolística trinidad

El primer paso emprendido por la casa automotriz para llevar al Wolfsburg a donde hoy está fue contratar a Felix Magath, uno de los entrenadores más reconocidos de Alemania, quien venía de haber obtenido en dos ocasiones consecutivas (2005 y 2006) el título en la Bundesliga y la Copa Alemana.

Magath, sin embargo, no llegó a Wolfsburg a ocupar sólo el puesto de entrenador. Para sacar adelante su concepto de reforma del club era necesario concentrar el poder en una forma inusual y desconocida en el fútbol alemán: Magath personificaría una trinidad futbolística: entrenador, gerente y director deportivo. De esta forma se puso punto final a las divergencias entre funcionarios, lo que proponía uno ya contaba con la aprobación de los otros dos.

En la práctica el concepto de la trinidad ha funcionado sin contratiempos, ya no hay obstáculos como los existentes en otros equipos donde el entrenador solicita a un jugador, pero el gerente pone a disposición un presupuesto que el director deportivo usa adquiriendo en el mercado no al deseado, sino a uno de características similares con un precio ajustado a los recursos. En Wolfsburg eso no sucede: Magath propone, Magath facilita el presupuesto, Magath compra.

De esta forma, en apenas 21 meses de trabajo, el “entrenador-gerente-director” deportivo se ha deshecho de 40 jugadores y ha adquirido a 38 nuevos, entre ellos a los delanteros Grafite (20 goles) y Edin Dzeko (15 goles), el defensor central y campeón del mundo con Italia Andrea Barzagli, a los mediocampistas Josué y Zvjezdan Misimovic, y al portero nacional suizo Diego Benaglio, responsables de la exitosa campaña del club.

Todo esto tiene su precio, el proyecto “nuevo Wolfsburg” ha costado hasta ahora (sólo en transferencia de jugadores de acuerdo a los estimados) más de 45 millones de euro, algo que se logra únicamente con el incondicional respaldo de una firma como Volkswagen.

Patrón contento

En los dos torneos anteriores a la llegada de Magath al Wolfsburg (2005/2006 y 2006/2007) la mundialmente famosa marca automotriz Volkswagen fue testigo de una debacle total de su club de fútbol, el cual, pese a la inyección de recursos financieros y patrocinios, terminó en esos años el campeonato en la posición 15, apenas salvándose del descenso a la segunda división.

Y todo ello ocurría pese a una nómina de jugadores que combinaba en ese momento estrellas mundiales como el argentino Andrés D´Alessandro, promesas jóvenes alemanas como Mike Hanke y experimentados futbolistas como Pablo Thiam. Al frente del equipo estaba un ex campeón del mundo alemán como técnico, Klaus Augenthaler.

El trío Magath-Magath-Magath esbozó en el verano del 2007 una estrategia que dejó satisfechas a las directivas de la compañía automotriz: en su primer año buscaría los cupos en competencias internacionales, a partir del segundo el titulo alemán o en su defecto terminar entre los tres primeros del campeonato para participar, regularmente -como lo hace el Bayern- en la Champions League. Como el entrenador, gerente, y director deportivo ha(n) cumplido, Volkswagen, sin reproches, ha aflojado el bolsillo cada vez que éstos (éste) lo solicita(n).

En el 2008 terminó quinto (su mejor posición en la Bundesliga en el siglo XXI) y logró una plaza en la Copa UEFA. En este abril del 2009 se subió al primer lugar de la tabla, recompensa a un año con una curva de rendimiento exclusivamente ascendente: 8 triunfos y un empate en 9 enfrentamientos, 25 puntos de 27 posibles, y 23 goles a favor son el balance del actual líder en Alemania.

En Wolfsburg, sede de la casa matriz de Volkswagen, el primer puesto de su club de fútbol es una noticia que cae bien y se evalúa como una buena inversión.

Autor: Daniel Martínez

Editor: José Ospina Valencia

DW recomienda

Publicidad