Violencia en las escuelas: Lünen no es la excepción | Alemania Hoy | DW | 27.01.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania Hoy

Violencia en las escuelas: Lünen no es la excepción

Tras la muerte de un alumno acuchillado en un patio escolar de Lünen, en Alemania se debate con intensidad sobre la violencia en las escuelas. Muchas se sienten abandonadas ante el recrudecimiento de este fenómeno.

"Los políticos deben tomar este horrible acto como motivo para tomar en serio la dimensión del recrudecimiento de la violencia en la sociedad”, demanda Udo Beckmann, presidente de la Federación Educación e Instrucción. "Las escuelas han sido abandonadas con muchos retos frente a sí”.

La opinión pública en Alemania se ve conmocionada con regularidad por las consecuencias de explosiones de violencia en las escuelas, como ahora sucedió en la localidad de Lünen. Un chico de 15 años mató a otro con un cuchillo porque supuestamente miró a su madre de manera provocadora. Uno de los episodios más terribles ocurrió el 26 de abril de 2002 en una escuela de nivel medio superior en Erfurt. El entonces joven de 19 años Robert Steinhäuser disparó a uno de sus maestros, a otra docente, a dos alumnos y a un policía.

En 2006, la exdirectora de la escuela Rütli-Schule, en el distrito berlinés de Neukölln, describió por carta la situación del plantel con frases como "Se arrojan objetos contra los maestros en las clases” y "algunos colegas entran a las aulas con el teléfono móvil prendido, para poder hacer llamadas de emergencia si se necesita”.

Los maestros a menudo se ven sobrepasados

Los maestros a menudo se ven sobrepasados

Alumnos contra maestros

Para las asociaciones de maestros, no es un tema nuevo. Un estudio encargado por ese gremio en noviembre de 2016 dejó en claro por primera vez cuál es el tamaño de la violencia que se vive en muchas escuelas de Alemania. 45.000 profesores aseguraron haber sido agredidos físicamente por alumnos en los pasados cinco años.

En Alemania no hay estadísticas a nivel federal sobre los actos de violencia en las escuelas. "Acontecimientos como el de Lünen no son predecibles, pues son extremadamente raros”, dice Bernd Ahrbeck, profesor de pedagogía en la Universidad Paisoanalítica de Berlín. Del mismo modo, es cierto que normalmente hay suficiente evidencia acerca del desarrollo problemático de algunos alumnos.

Cambio de modelo

"Aquellos que en la juventud llegan a convertirse en personas violentas o en delincuentes muestran signos de ello desde la infancia temprana”, dice Ahrbeck. "Sobre todo en situaciones de riesgo, tanto para sí mismo como para los demás, es un hecho que no todos los niños pueden participar en una clase en cada etapa de su vida. Esto es algo que debe reconocerse.”

Para niños que presenten problemas de conducta, el sistema educativo alemán ofrece otras posibilidades de aprendizaje. Niños con la llamada "demanda pedagógica especial” son enviados a escuelas especiales o reciben clase en pequeños grupos e incluso, de manera transitoria, en la propia casa.

La Rütli-Schule ha demostrado que el cambio es posible en las escuelas

La Rütli-Schule ha demostrado que el cambio es posible en las escuelas

La experiencia ha demostrado que, sin la participación de los padres, cualquier esfuerzo está condenado al fracaso. "Si  el hogar no participa, las cosas se dificultan para las instituciones, sobre todo para la Oficina de Protección de Menores”, dice Beckmann. Pero a menudo los padres están sobrepasados y dependen de la asistencia trabajadores sociales o psicólogos escolares.

Rutina sobrecargada

Más integración, mayor inclusión, más problemas de conducta y más agresión: la rutina escolar se ha vuelto más difícil. "Nuestro sistema escolar depende cada vez más de retos educativos que no pueden ser completados solo por el personal docente”, subraya Beckmann. Los desafíos son incluso de orden médico. "Cada vez tenemos más niños que necesitan que alguien les administre medicamentos”.

También hay fenómenos positivos. Entre tanto, la escuela Rütli-Schule se ha convertido en un ejemplo de integración e innovación. En el llamado "Campos Rütli” hay dos parvularios además de la escuela. Para el año 2020, el plantel contará con un taller para oficios, un centro distrital, la Oficina para la Protección de Menores, un servicio dental, y la universidad popular.

Para Beckmann, que durante mucho tiempo dio clases en una zona problemática de Dortmund, las reformas en la Rütli-Schule van en la dirección correcta. "Desde hace diez años, los políticos discuten la necesidad de apoyo de pedagogos sociales, psicólogos escolares y equipos multidisciplinarios”, dice. Pero no puede decirse que los recursos sean suficientes. "Apenas estamos comenzando”, dice el especialista.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda