Violencia étnica en Sudán del Sur deja decenas de muertos | El Mundo | DW | 21.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Violencia étnica en Sudán del Sur deja decenas de muertos

Un grupo rebelde atacó varios poblados, masacrando a 78 personas y secuestrando a menores de edad. La ONU repudió la incursión miliciana.

La violencia étnica no da tregua en el recién formado estado de Sudán del Sur, donde al menos 50 personas murieron en un ataque de milicias contra varios pueblos del Estado de Jonglei, en el Este del país, informó el portavoz militar Philip Aguer. Otras fuentes elevan la cifra de fallecidos hasta 78, en una incursión paramilitar que causó pánico entre la población.

Los atacantes irrumpieron en los poblados con armas automáticas y granadas, bajando desde montes cercanos. De acuerdo a los primeros reportes, se trataría de una milicia que, junto a combatientes del grupo étnico de los murle, se lanzó contra ciudadanos de la etnia dinka, de la que son enemigos. Otras fuentes sostienen que los responsables de la masacre son leales al líder insurgente David Yau Yau.

Entre las víctimas fatales hay niños y mujeres. Dos pueblos fueron destrozados y se presume que unos 20 menores de edad fueron secuestrados. Yau Yau ha rechazado todas las ofertas de diálogo realizadas por el Gobierno del presidente Salva Kiir, incluso cuando se le planteó una amnistía. Una fuente citada por AFP cifró en 24 los secuestrados, 14 los desaparecidos, 78 los muertos y 87 los heridos.

Acción de la ONU

La región vive enfrentamientos entre las dos etnias, en especial por la posesión de ganado. En el último ataque también se registró el robo de miles de reses, informaron las autoridades. Desde que Sudán se dividió en dos estados nuevos, en 2011, el empobrecido Sudán del Sur intenta imponer el orden en sus territorios más remotos, donde los episodios como el vivido el domingo (20.10.2013) no son inusuales.

El problema es que en esas regiones sigue habiendo grupos armados, tras más de dos décadas de guerra civil y rivalidades entre distintos grupos étnicos. “Los ataques generaron una enorme cantidad de muertos y heridos”, señaló la misión de la ONU en Sudán del Sur mediante un comunicado. “Apenas los combates concluyeron, el Servicio Aéreo Humanitario de la ONU dio la instrucción de evacuar de la zona a los heridos”, afirmando que un total de 31 personas gravemente heridas fueron llevadas a centros asistenciales.

El comunicado de la ONU añadió que “tenemos reportes de más personas heridas en la zona y la mañana de este lunes (21.10.2013) fue despachado un helicóptero a la zona para seguir rescatando personas”. La misión de Naciones Unidas dijo que investigaría los ataques, para determinar quiénes son los responsables de éste. Los ocho policías que se encontraban en el lugar fueron asesinados durante la arremetida rebelde.

DZC (dpa, Europa Press, AFP)

Publicidad