Violencia étnica en Nigeria deja 48 muertos | El Mundo | DW | 28.06.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Violencia étnica en Nigeria deja 48 muertos

Grupos rivales de la zona central del país se enfrentan hace años. El último episodio dejó también un centenar de casas incendiadas.

Nigeria, un país dividido entre el norte musulmán y el sur mayoritariamente cristiano, vuelve a vivir jornadas sangrientas luego que este viernes (28.06.2013) terminara con al menos 48 muertos. Un ataque a diversas villas y posteriores enfrentamientos entre militares y rebeldes explican la cifra. Docenas de casas fueron incendiadas en las refriegas.

Los ataques parecen estar relacionados con el robo de ganado, una de las causas que normalmente genera roces en la zona fronteriza entre el norte musulmán y el sur cristiano. La violencia comenzó el jueves (27.06.2013), con el ataque armado a tres villas en la remota región de Langtang, en el Estado de Plateau. “Los atacantes perseguían a sus víctimas en motocicletas y las asesinaba sin piedad”, dijo el reverendo Nandip Miri, citado por dpa.

En esa arremetida, 28 personas murieron y decenas de casas fueron incendiadas. Según el capitán Salisu Mustapha, vocero de las fuerzas militares en la región, el número estimado de hogares destruidos se acercaría a los 100. Decenas de personas abandonaron la zona, temerosas de los enfrentamientos. Otras fuentes acusan a personas provenientes de Níger de generar la violencia.

Miles de víctimas

Mustapha explicó a la agencia AFP que el número de muertos este viernes ya ascendía a 48, sumando a las víctimas originales una veintena de atacantes que fueron repelidos por las fuerzas militares. “Dos hombres armados sospechosos fueron detenidos con algunas armas y sus motocicletas”, agregó el oficial.

Pastores de la etnia musulmana Fulani son sospechosos de estar detrás de los ataques a los poblados Taroks, mayoritariamente cristianos. En los últimos años, miles de personas han sido asesinadas en la zona central de Nigeria por las diferencias existentes entre los grupos étnicos locales. Entre las víctimas de los ataques de este jueves y viernes hay varios niños y ancianos.

El grupo extremista Boko Haram, que generalmente se despliega en la zona noreste de Nigeria y es combatido allí por el Ejército nigeriano para poner fin a un levantamiento armado que dura ya cuatro años, a veces suele lanzar ataques en el cinturón central del país, aunque las autoridades descartaron por ahora que estuvieran involucrados en los hechos recientes.

DZC (AFP, dpa)

Publicidad