Vietnam reduce alerta por debilitamiento del tifón “Haiyán” | El Mundo | DW | 10.11.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Vietnam reduce alerta por debilitamiento del tifón “Haiyán”

Mientras las autoridades vietnamitas reducían el nivel de alerta tras el debilitamiento de "Haiyán", un alto oficial de la policía filipina declaraba que el paso del tifón por su país dejó alrededor de 10.000 muertos.

Las autoridades vietnamitas redujeron el nivel de alerta en el centro del país después de que el tifón "Haiyán" se debilitara este domingo (10.11.2013) a su paso por el mar de China Meridional y desviara su rumbo hacia el norte. Medio millón de personas habían sido evacuadas previamente; la mitad de ellas pudo regresar a sus hogares en la provincia de Quang Nam. Michael Annears, director del capítulo local de la Cruz Roja, no cree que el tifón cause daños severos cuando pase por la provincia de Thanh Hoa, unos 170 kilómetros al sur de Hanoi.

Según Annears, el tifón –uno de los más destructivos jamás registrados por los meteorólogos– está en proceso de convertirse en una tormenta tropical. Mientras tanto, en Filipinas, un agente policial de alto rango estimó en alrededor de 10.000 el número de muertes causadas por "Haiyán" en ese país insular. Vientos con una velocidad 275 kilómetros por hora provocaron olas de entre cinco y seis metros de altura, y destruyeron casi el 80 por ciento de la provincia central de Leyte, la más golpeada por el tifón.

Ni el Gobierno filipino ni las agencias encargadas de medir la magnitud de los desastres naturales han confirmado la cifra de víctimas mortales ofrecida por la policía; pero los cálculos –que superan por mucho las estimaciones del sábado (9.11.2013), que hablaban de 1.000 muertos– han dado pie a comparaciones entre esta tragedia y la que causó un tsunami en el océano Índico en 2004. Dos días después del paso de "Haiyán" el caos sigue reinando en Filipinas con multitudes de personas buscando desesperadamente alimentos, medicamentos y los restos de sus seres queridos.

ERC ( dpa / Reuters )

DW recomienda

Publicidad