Vettel: ¿Un pluricampeón sin serios contrincantes? | Deportes | DW | 12.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Vettel: ¿Un pluricampeón sin serios contrincantes?

En el Gran Premio del Japón, que se disputa este domingo, el piloto alemán Sebastian Vettel puede conquistar anticipadamente su cuarto título mundial consecutivo y confirmar ser el solitario amo y señor de la Fórmula 1.

Ver a Sebastian Vettel celebrando una victoria, como esta en el Gran Premio de Corea del Sur, ya es rutina.

Ver a Sebastian Vettel celebrando una victoria, como esta en el Gran Premio de Corea del Sur, ya es rutina.

El abrumador dominio que ejerce Vettel en la máxima categoría de los deportes de motor no es algo que le gusta a todos. Mientras los entusiastas admiran los éxitos del joven de apenas 26 años, sus críticos se aburren en las carreras, que saben decididas con antelación. En el circuito no faltan las voces que alertan sobre lo tedioso que se vuelve un deporte cuando es sinónimo de un único nombre propio, en este caso el del alemán.

La era Vettel

La ventaja de 77 puntos sobre su más inmediato seguidor, el español Fernando Alonso (195), y los más de 100 puntos con los que supera al tercero de la clasificación, Kimi Räikönnen (167), documentan la supremacía de Sebastian Vettel, pero no son el único indicador que lleva a los expertos a asegurar que la Fórmula 1 está escribiendo una nueva página de récords históricos.

Ver el video 01:45
Now live
01:45 minutos

Vettel en el Gran Premio de Japón.

Esta temporada el alemán ha ganado ocho de los 14 grandes premios disputados hasta ahora -los últimos cuatro de ellos en serie-, ha ocupado en seis ocasiones la primera posición en la grilla de partida, en igual número de ocasiones ha registrados las vueltas más rápidas en todos los circuitos, y en 11 oportunidades ha ascendido al podio como uno de los tres mejores de cada competencia.

Vettel, además, registra usualmente los mejores tiempos en los entrenamientos y exhibe en las diferentes pistas del mundo su insaciable apetito de triunfo. "Mientras otros disfrutan en la piscina el viernes por la mañana, nosotros seguimos trabajado para realizar una buena carrera. Nuestro triunfo no es fruto de casualidad”, ha defendido el piloto el trasfondo de sus victorias, que cada vez son más.

El alemán no es sólo ya el más joven campeón de Fórmula 1 en toda su historia, que logró a los 23 años en 2010, sino que está a punto de convertirse en el más joven poseedor de más de tres títulos mundiales, un mérito que solo han conseguido el francés Alain Prost (4), el argentino Juan Manuel Fangio (5), y su compatriota Michael Schumacher (7).

Triunfador sí, ídolo no

En Alemania Sebastian Vettel es considerado el quinto deportista más popular del país y una encuesta publicada esta semana reveló que incluso es considerado mucho más simpático que el ya retirado piloto Michael Schumacher, poseedor de los más importantes récords en la Fórmula 1.

Aún así, internacionalmente el alemán no cuenta con una muy buena imagen, según reveló la misma encuesta. Prueba de ello es el concierto de pitos en su contra que algunos aficionados orquestaron durante la ceremonia de premiación tanto en el circuito de Monza, como en el de Singapur.

En el primer caso se creyó que era una protesta de los seguidores de la escudería Ferrari, que querían ver una victoria de Fernando Alonso, pero en Singapur fue evidente que los aficionados expresaron así su descontento por una carrera sin las emociones de una lucha por la primera posición. “El espectáculo sólo existe detrás de Vettel” tituló de forma elocuente el diario Die Welt la crónica del Gran Premio de Corea del Sur que fue dominado por el alemán.

El auto de Sebastian Vettel es el más rápido de la Fórmula 1, y eso aburre a algunos de los aficionados.

El auto de Sebastian Vettel es el más rápido de la Fórmula 1, y eso aburre a algunos de los aficionados.

“Yo lo siento por los aficionados pues lo que está sucediendo me recuerda la época en la que Michael Schumacher lo ganaba todo. Entonces me levantaba para ver el arranque de la carrera y luego me volvía a dormir porque ya sabía que iba a pasar”, se quejó el ex campeón mundial del 2008, el inglés Lewis Hamilton.

¿Fin a la vista?

Sebastian Vettel se ha referido a la comparación como “un elogio”, y ha desestimado el señalamiento de que sus victorias son aburridas para los aficionados. El alemán tampoco considera que su dominio sea tan grande, e incluso comparó su situación actual, en la que usualmente le toma una ventaja de por lo menos tres segundos a su perseguidor, con la del pasado, cuando las diferencias entre pilotos alcanzaban a ser de hasta 30 segundos. “Con apenas tres segundos basta un pequeño error y la victoria se escapa” explicó.

Para muchos la era de Vettel es más la era de su equipo, Red Bull. “No es Vettel el invencible, sino su auto” aseguró Hamilton en entrevista con el diario alemán FAZ. “Nosotros no corremos contra él sino contra Adrian Newey”, complementaría.

Newey, quien es el diseñador de los autos de Red Bull, confesó en entrevista con la revista Auto Bild Motorsport que el próximo año la ventaja que la aerodinámica le ha proporcionado a Sebastian Vettel en las últimas temporadas, podría desaparecer. “El nuevo campeonato de la Fórmula 1 estará marcado por la importancia de los motores”, explicó refiriéndose al nuevo reglamento que estipula una disminución de la influencia de la aerodinámica en los autos a favor de los motores turbo.

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad