Vettel gana en Japón, pero aún no ostenta el título mundial | ACTUALIDAD | DW | 13.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

ACTUALIDAD

Vettel gana en Japón, pero aún no ostenta el título mundial

El cuarto puesto del español Fernando Alonso impidió que Sebastian Vettel alzara el título de campeón mundial, a pesar de encadenar su quinta victoria seguida al ganar el Gran Premio de Japón.

default

Sebastian Vettel durante su actuación en el Gran Premio de Japón.

El alemán Sebastian Vettel encadenó hoy (13.10.2013) su quinta victoria seguida al ganar el Gran Premio de Japón, pero su cuarto título mundial de Fórmula 1 tendrá que esperar al menos una carrera más. El piloto de Red Bull cumplió con su parte del trabajo: ganar. Sin embargo, el cuarto puesto del español Fernando Alonso impidió que el líder del campeonato aprovechara su primer match-ball, que dependía de que el de Ferrari no superara el noveno lugar.

Vettel, que suma 297 puntos y tiene ya 90 de ventaja sobre el español, tendrá una nueva oportunidad en la siguiente cita dentro de dos semanas, en India, donde un quinto puesto le sería suficiente para asegurarse el título con tres carreras aún por disputar. Tercero en el Mundial con 177 puntos, el finlandés Kimi Raikkonen, que hoy fue quinto en Japón, no tiene ya ninguna opción al título. Red Bull hizo 1-2 en Suzuka gracias a la segunda plaza del australiano Mark Webber, que adelantó en las últimas vueltas al francés Romain Grosjean.

Sebastian Vettel ARCHIV 28.06.2013

Sebastian Vettel se alzó con el Gran Premio de Japón, a pesar de no partir en la primera posición.

Estrategia de equipo

Vettel se benefició de la estrategia escogida por su equipo, ya que la escudería austríaca mandó a Webber hacer tres paradas en boxes, en lugar de las dos que realizaron los primeros clasificados. Eso provocó que el australiano, que había sido el poleman, perdiera la ventaja que tenía sobre el alemán, que partió en segunda posición de la parrilla. No obstante, la cuarta victoria de Vettel en Suzuka, el circuito en el que más veces ha ganado, no hizo sino subrayar el dominio abrumador sobre el campeonato del piloto de 26 años.

"Esto no ha terminado hasta que realmente haya terminado", advirtió, no obstante, el alemán. "Ahora me alegro de poder ir a casa y descansar un poco antes de que todo vuelva a empezar". Alonso, sin embargo, sabe que la única pelea que le queda a Ferrari en las últimas cuatro carreras es defender el subcampeonato, tanto de pilotos como de constructores. "El único objetivo será salvar el segundo puesto", admitió el español, cuyo único consuelo fue batir hoy el récord histórico de puntos en la Fórmula 1, con 1.571.

Pocos incidentes

En un Gran Premio sin apenas incidentes, quedó claro desde el principio que la victoria estaría entre el dúo de Red Bull y el Lotus de Grosjean, que pronto abrieron hueco con el resto. La salida de los Red Bull no fue la mejor, pues Grosjean los adelantó y entró en cabeza en la primera curva. El piloto de Lotus aguantó con firmeza la posición, pero la mecánica del mejor bólido del paddock acabó imponiéndose en Suzuka y el francés cedió definitivamente al empuje de Vettel en la vuelta 41. El alemán se puso entonces en segunda posición a falta de 12 giros para el final por detrás de Webber, que no pudo sostener el primer puesto porque aún le quedaba una entrada en boxes para cambiar neumáticos.

Los Sauber fueron la gran sorpresa del día. Aunque no pudo aguantar el ataque de Alonso y Raikkonen, el alemán Nico Hülkenberg terminó sexto y reforzó sus posibilidades de correr en un equipo top en 2014. El mexicano Esteban Gutiérrez también se benefició de la inteligente estrategia del equipo suizo y fue séptimo, sumando sus primeros puntos en la Fórmula 1. a otra cara de la moneda fue Mercedes, que vio cómo el alemán Nico Rosberg -que fue sancionado con un drive through por molestar al mexicano Sergio Pérez en el pit-lane- solo podía ser octavo y el británico Lewis Hamilton tuvo que retirarse tras diez vueltas por primera vez en 2013. El campeón de 2009 ya había sufrido un reventón de una rueda trasera por una leve colisión en la salida con Vettel, que pensó haber sufrido daños en su alerón delantero. Finalmente, sus temores se mostraron infundados y su coche, incluido el KERS que le falló el sábado en la clasificación, funcionó a la perfección para acercarlo un poquito más a un título que parece inevitable.

MS (dpa/Reuters)

DW recomienda