Vaticano congela fondos de clérigo detenido en Italia | Europa | DW | 12.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Vaticano congela fondos de clérigo detenido en Italia

La medida fue tomada tras detectarse “reportes de transacciones sospechosas”. Nunzio Scarano está acusado de ingresar dinero de forma ilegal a Italia.

Monseñor Nunzio Scarano está en una cárcel de Roma desde que el 28 de junio fue detenido junto a dos colaboradores, en el marco de una investigación policial para aclarar el ingreso, aparentemente ilegal, de 20 millones de euros a territorio italiano desde Suiza. Mientras la Justicia sigue su curso, el Vaticano decidió también tomar medidas.

Este viernes (12.07.2013) la ciudad Estado informó que los fondos de Scarano depositados en el banco Vaticano fueron congelados y que no se descarta extender la pesquisa a otras personas. Todo esto con la intención de colaborar con las indagaciones que realizan las autoridades italianas.

Los detalles de la investigación, incluyendo escuchas telefónicas de la policía y acusaciones de complot para ingresar ilegalmente el efectivo a través de las aduanas, también fueron vistos como un bochorno particular para el papa Francisco, quien ha enfocado la misión de la Iglesia en el cuidado de los pobres desde su elección en marzo.

“Puede aclararlo todo”

El abogado de Scarano, Francesco Grimaldi, dijo que su cliente estaba dispuesto a colaborar y está “en posición de aclararlo todo”. El religioso, un excontador de alto perfil en la administración financiera del Vaticano, fue arrestado junto a Giovanni Zito, un agente del servicio de inteligencia italiano, y el financista Giovanni Carenzio.

Grimaldi pidió que a su cliente “le den la oportunidad no sólo de explicar la situación relacionada con su cuenta, sino también para mostrar una serie de actividades en el IOR y APSA, que seguramente merecerán la atención de la Santa Sede", agregó. El portavoz vaticano, Federico Lombardi, dijo que la decisión adoptada contra Scarano respondió a “varios reportes de transacciones sospechosas”.

Aunque el Banco del Vaticano, conocido formalmente como Instituto para las Obras de la Religión (IOR) no está implicado directamente en el caso, sí está involucrado en otra investigación sobre supuesto lavado de dinero. Además, enfrenta crecientes críticas por no cumplir con los estándares internacionales de transparencia.

DZC (Reuters, AFP)

Publicidad