Vargas Llosa en Berlín: ″la literatura crea ciudadanos difíciles de manipular″ | Europa al día | DW | 10.09.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa al día

Vargas Llosa en Berlín: "la literatura crea ciudadanos difíciles de manipular"

El escritor peruano Mario Vargas Llosa tuvo este jueves (10.09.2020) un encuentro en Berlín, que celebra su Festival Internacional de Literatura, con el presidente alemán Franck Walter Steinmeier en el que ambos hablaron del papel de la literatura en medio de la pandemia, de las relaciones entre política y literatura y de los retos que esta última implica para las democracias liberales.

Al comienzo del encuentro el presentador, Jörg Tadeuz, planteó la pregunta si la experiencia del coronavirus no hace pensar que los regímenes autoritarios tienen una mejor capacidad de reacción ante las situaciones de crisis. "En las democracias hay verdades y mentiras, pero en las dictaduras solo hay mentiras", respondió Vargas Llosa en el encuentro, organizado con la colaboración del Instituto Cervantes de la capital alemana en el marco del Festival de Literatura de Berlín.

"Mire usted el caso de China, donde aparentemente nació el virus. ¿Qué sabemos? Prácticamente nada", dijo el Nobel, a quien introdujo en el acto el director del Cervantes de Berlín, Ignacio Olmos, quien recordó que el escritor da nombre a la biblioteca del Instituto y que es ejemplo "de un intelectual metido permanentemente en el debate político."

"Sabemos que unos científicos muy honestos denunciaron la aparición del virus. ¿Qué hizo el Gobierno chino? Los encerró, los castigó, los obligó a desdecirse de lo que habían dicho y finalmente no sabemos ni siquiera qué pasó con esos señores", añadió Vargas Llosa. "Tampoco ha quedado para nada claro lo que fue la experiencia china con el virus. Todavía es un misterio, ojalá se aclare", confió.

Lo ocurrido en China, según Vargas Llosa, "es un indicio de lo que ocurre con las dictaduras" que "siempre mienten y por eso nadie les cree". "En el caso de una muy mediocre democracia por lo menos podemos acercarnos a una verdad. Los Gobiernos en las democracias tienen también algunas veces la intención de mentir pero como existe libertad hay un periodismo que impide mentir o que denuncia sus mentiras", dijo.

"La literatura crea ciudadanos que son mucho más difíciles de manipular que los otros. Ciudadanos que son díscolos, que son inconformes, que siempre tienden a criticar, están buscando siempre aquello que anda mal", dijo. Steinmeier expresó sus dudas acerca de que ese papel de testigo de la inconformidad, que él admite para literatura en medio de una dictadura, sea el mismo en el caso de una democracia. "Siempre hay algo que está mal. La literatura siempre se queja", le respondió Vargas Llosa. (efe)

DW recomienda