Vacuna de BioNTech: comienza la gigantesca tarea logística | Coronavirus | DW | 03.12.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Coronavirus

Vacuna de BioNTech: comienza la gigantesca tarea logística

BioNtech y Pfizer recibieron la aprobación de emergencia para su vacuna contra el COVID-19 en el Reino Unido. La entrega comenzó inmediatamente después. Una tarea difícil, sobre todo, porque requiere congelación

La vacunación contra el COVID-19 podría comenzar en el Reino Unido la próxima semana. Para entonces, los involucrados en Biontech, Pfizer y las autoridades de salud británicas esperan que estén disponibles alrededor de 800.000 dosis de vacunas. "Comenzamos a realizar entregas de inmediato", dijo Özlem Türeci, jefe de medicina y cofundadora de BioNTech, en una conferencia de prensa que fue convocada con urgencia. Sean Marett, el director de ventas responsable de la entrega, también respondió a la pregunta de cómo sería la distribución global que está empezando tras meses de intenso trabajo: "No hemos tenido tiempo para pensar en ello todavía. Con nuestros colegas de Pfizer, estamos demasiado ocupados empacando y enviando dosis de vacunas al Reino Unido".

Ambas empresas también han solicitado licencias, de emergencia o especiales, a Estados Unidos y Europa. "Aunque las respectivas autoridades reguladoras son independientes entre sí", comenta Thomas Schiessle, experto farmacéutico de la empresa analista Equits de Fráncfort. "Pero se podría decir que si uno de ellos ya lo examinó y encontró que era bueno, los otros no querrán quedarse atrás”, agrega.

Necesita ser congelada

Desde hace algún tiempo, se ha trabajado intensamente en la producción y preparación para entregar la vacuna inmediatamente después de obtener la aprobación, con las empresas de vacunas y las empresas de logística. En el caso de la vacuna BioNTech-Pfizer, la congelación juega un papel decisivo. Esto se debe a que las vacunas sensibles tienen que ser almacenadas y transportadas a alrededor de menos 70 grados centígrados.

Ambas compañías tienen contenedores de transporte especiales basados en hielo seco para este propósito. Las dosis de la vacuna se envían ahora a Gran Bretaña en estos contenedores. Para poder utilizarla en centros de vacunación más pequeños, también será posible mantener la vacuna en stock en refrigeradores normales entre dos y ocho grados hasta por cinco días. Sin embargo, el jefe de BioNTech, Ugur Sahin, anunció en una entrevista con CNN que se dispondría de más variantes de la vacuna para el próximo año, que serían menos exigentes desde el punto de vista logístico.

En cualquier caso, la asociación entre BioNTech y Pfizer está dando sus frutos en la distribución internacional de la vacuna. Pfizer es un grupo internacional con una gran experiencia y una red organizativa correspondiente con una sofisticada logística farmacéutica en más de 120 países. BioNTech también está trabajando con la empresa china Fosun Pharma para su posible distribución en el país asiático.

Ugur Sahin y su esposa Özlem Türeci, los dos fundadores de BioNTech.

Ugur Sahin y su esposa Özlem Türeci, los dos fundadores de BioNTech.

Los expertos en logística están preparados

Hasta ahora se han firmado acuerdos preliminares con Gran Bretaña, así como con muchos otros países, la UE y, por supuesto, Alemania. Estarían preparados para entregar a todos estos países. Aunque las autoridades de Gran Bretaña han sido las primeras en aprobar la vacuna, se asegurarán de que se distribuya de manera justa.

La planta de producción de Pfizer en Puurs, Bélgica, jugará el papel principal en el suministro al Reino Unido. BioNTech también produce la vacuna en sus fábricas de Maguncia e Idar-Oberstein, en Alemania. El próximo año, otro centro de producción en Marburgo, que BioNTech adquirió recientemente de la compañía farmacéutica suiza Novartis, fabricará igualmente la vacuna.

Otras empresas de Alemania también se están preparando para la hercúlea tarea logística de la distribución de la vacuna. Lufthansa Cargo, por ejemplo, ha establecido un grupo de trabajo en Fráncfort -no muy lejos de la sede de BioNTech en Maguncia- y está en constante contacto con los fabricantes farmacéuticos, las autoridades y otros socios. Para este año, BioNtech y Pfizer afirman ser capaces de producir y entregar alrededor de 50 millones de dosis de vacunas, y hasta 1.300 millones de dosis estarán disponibles el próximo año.

Cuestiones por resolver

Probablemente sea un negocio lucrativo, considerando que el precio de una doble vacuna se negoció con las autoridades estadounidenses a 39 dólares. "No se debería simplemente multiplicar la cantidad de dosis de vacunación por este precio", dice Thomas Schiessle. Después de todo, aún podría ser necesario deducir las subvenciones públicas de los beneficios futuros. El gobierno alemán ayudó a Biontech en septiembre: prometió 375 millones de euros a un programa especial para el desarrollo de una vacuna.

Los expertos esperan, en cualquier caso, que las aprobaciones especiales también lleguen pronto de EE.UU. (probablemente el 10 de diciembre) y en Europa (probablemente el 29 de diciembre). Sin embargo, también recomiendan precaución. Por ejemplo, hay que observar los posibles efectos secundarios a largo plazo. Además, debido a la brevedad del desarrollo de la vacuna, aún no está claro cuánto tiempo durará la protección de esta y si también se puede usar sin problemas en niños más pequeños y mujeres embarazadas.

 

DW recomienda