Vacuna contra el cáncer del cuello del útero | Salud | DW | 11.07.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Salud

Vacuna contra el cáncer del cuello del útero

El Centro alemán de Investigación contra el cáncer de Heidelberg, presenta el primer principio activo "Gardasil" contra el virus del papiloma humano (VPH). Alemania obtendrá a principios del 2007 la autorización.

Alemanes investigan a favor de la mujer

Alemanes investigan a favor de la mujer

Se pensaba que había sólo un tipo de virus del papiloma humano, pero no es así. Existen más de 100 diferentes.

Lutz Gissmann, investigador del virus, explica que los virus del papiloma pueden ser transmitidos en las relaciones sexuales. La mayoría de ellos son molestos pero inofensivos. Existen también virus peligrosos de alto riesgo que presentan alteraciones poco llamativas en la mucosa.

El diagnóstico para Karin S. fue decisivo: "Yo no sufría ninguna molestia. Pero un día decidí hacerme una revisión ginecológica de prevención contra el cáncer y allí me fue diagnosticado", cuenta la afectada a una emisora alemana.

Diagnóstico precoz

"Lo interesante en esta vacuna es que el 70% de los carcinomas son eliminados", afirma Anna Arning, representante de la Asociación contra el cáncer "Krebsgesellschaft NRW" de Renania del Norte. La pregunta es: ¿Por cuánto tiempo es efectiva esta vacuna? También explica que para poder hacer realidad una prevención contra el cáncer, habría que preguntarse qué grupo de personas de la misma tendrían que vacunarse y entre este grupo estarían las jóvenes de entre 13 y 15 años que todavía no han tenido su primera relación sexual.

Una de cada dos mujeres aprovecha el reconocimiento precoz del cáncer, muy importante para la prevención del mismo.

¿Deberían vacunarse también los hombres? Los científicos se preguntan, si también el hombre como vehículo transmisor de la enfermedad, debería ser vacunado.

El descubrimiento

Lutz Gissmann del Centro de Investigación, descubrió que una proteína con nombre "L1" estimula especialmente el sistema inmunológico del hombre para crear moléculas de defensa contra el virus. Estos anticuerpos impiden un contagio. La vacuna que ahora ha sido autorizada en Estados Unidos y Australia actúa contra dos virus de los papilomas especialmente peligrosos: los VPH 16 y 18. En la nueva vacuna, se integran también contra los VPH 6 y 11. Estos virus son responsables del 90% de todas las verrugas genitales. Pero el objetivo de esta vacuna es proteger contra el cáncer del cuello del útero.

Gissmann afirma que este tipo de cáncer es más común en países en vías de desarrollo que en países industrializados. Alrededor del 80% de los casos de cáncer y de muerte se dan en dichos países. Por lo que, allí es donde sería realmente necesaria esta vacuna.