Unidos en oración, a través de internet | Sociedad | DW | 29.07.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Sociedad

Unidos en oración, a través de internet

La pandemia del coronavirus también ha afectado a las Iglesias. Muchas comunidades ofrecen misas en vivo por internet. Algunos conventos van más allá.

Cuando los fieles no pudieron acudir a la capilla debido al coronavirus, "se nos ocurrió la idea del livestream”. La hermana Walburga es benedictina, de la Minster Abbey en Kent, en el sur de Inglaterra. Es la más joven de las 11 monjas que hay allí, y está desde hace casi un año y medio en Twitter, donde cuenta con más de 5.370 seguidores. Ella vela por que las oraciones que las hermanas realizan puedan verse en directo en YouTube y siempre las promociona en Twitter.

La técnica no es un problema. La imagen no es de lo mejor, pero el sonido de los cantos es bueno. Para Walburga y las demás hermanas, esta posibilidad de contacto se ha vuelto muy importante. "Nuevamente tenemos gente que escucha y reza con nostras”, dice, agregando que todas las religiosas lo ven positivamente, "incluyendo a la mayor, que tiene 94 años”.

Oraciones tradicionales

El confinamiento no solo afectó a las parroquias, tanto como a las famosas catedrales. También los conventos tuvieron que cerrar sus puertas. Pero muchos hicieron de la necesidad una virtud y comenzaron a ofrecer la posibilidad de tomar parte en las oraciones vía internet.

"Nosotros comenzamos el 21 de marzo, tras unos tres días de prueba”, cuenta a DW el padre Maximilian, de la abadía benedictina de Münsterschwarzach. Agrega que suelen participar en las oraciones en vivo entre 70 y 120 personas. Pero, después de uno o dos días, hay cientos de descargas más.

"Gracias y alabanzas”

El padre Maximilian dice que reciben muchas muestras de gratitud y alabanzas, además de consejos útiles para subsanar problemas técnicos. Además, han recibido donaciones para mantener la transmisión en vivo por internet.

La Conferencia alemana de Superiores de Órdenes (DOK) tiene en su página de internet una lista de las ofertas de diversos conventos. El portavoz, Arnulf Salmen, cuenta que las comunidades se vieron forzadas a experimentar con las nuevas formas de comunicación. Y esas experiencias han sido fructíferas.

Mantener despierta la espiritualidad

Viera Pirker considera que la tarea que hacen los conventos, ofreciendo sus oraciones vía internet, es muy interesante. En realidad, esas oraciones tradicionalmente no han apuntado a ser públicas. Pero los conventos eligieron visibilizarlas y hacer posible la participación, dice la profesora de Teología Práctica, que se ocupa desde hace tiempo de la posición de la Iglesia en el mundo digital. "Esto no debe ser entendido como una medida publicitaria. Los conventos quieren, conscientemente, mantener despierta esta propuesta espiritual”, indica.

De Prenzlauer Berg a Nueva York

No solo conventos católicos recurren al streaming. En medio del barrio berlinés de Prenzlauer Berg se encuentra un templo de 110 años de antigüedad de la comunidad Don Camilo, originaria de Suiza. Está en una zona turística. Al frente se encuentra un cementerio judío, y al lado, un moderno hostal y uno de los mayores supermercados orgánicos de la ciudad. Después de Semana Santa, los seis miembros de la comunidad, hombres y mujeres, decidieron compartir su oración dominical por Zoom. A veces participan 35 o 50 personas, que de todos modos son más que las que podrían acudir al templo, debido a las disposiciones para evitar contagios con el coronavirus.

"Para nosotros fue una experiencia importante”, dice Georg Schubert, miembro de la comunidad. También en este caso, la resonancia fue sorprendente. Una de las personas que participa regularmente en las oraciones es alguien que hace años vivió en una habitación para huéspedes de este convento, y ahora vive en Nueva York. Pero también manifiesta su gratitud una mujer del vecindario, que pertenece al grupo de riesgo y no se atreve a ir a la iglesia. Schubert quiere continuar con el streaming semanal y considera positivo que la Iglesia "se acerque a la gente y no espere simplemente a que sean siempre ellos los que vengan a nosotros”.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

Ver el video 02:06

COVID-19 en tres religiones

DW recomienda