Unicef denuncia muerte de 96 niños en Alepo | El Mundo | DW | 28.09.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Unicef denuncia muerte de 96 niños en Alepo

La ONG calificó la situación infantil en Siria como una "auténtica pesadilla" difícil de describir. Mientras tanto, Francia busca en la ONU una nueva tregua para frenar la violencia en Alepo.

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) denunció  que 96 niños fallecieron y unos 223 resultaron heridos desde el viernes (23.09.2016) a consecuencia de la reanudación de ataques en el este de la ciudad siria de Alepo.

El director adjunto de Unicef, Justin Forsyth, se expresó fuertemente diciendo que "Nada puede justificar este tipo de ataques contra menores y este total menosprecio por la vida humana. El sufrimiento y el impacto que está teniendo en los menores es definitivamente lo peor que hemos visto". También lamentó la situación que viven los niños de Alepo al encontrarse atrapados en una "auténtica pesadilla", añadiendo que "no existen palabras para describir el sufrimiento que están experimentando".

Forsyth advirtió que el sistema sanitario en el este de la ciudad se está "desmoronando", ya que sólo quedan unos treinta médicos y escasean los equipos y las medicinas para atender a los heridos.

La ofensiva contra las zonas rebeldes en el este de Alepo ha sido comandada por el Ejército sirio, con apoyo de la aviación rusa, y comenzó días después de fallar el cese al fuego que duró una semana en todo el país. Estados Unidos denunció la ofensiva, que la embajadora Samantha Power calificó de "sin precedentes".

Francia aboga por una nueva tregua en Alepo

En busca de un otra tregua y para que cese la violencia en Alepo, el gobierno de Francia anunció su actual esfuerzo por un proyecto de resolución del Consejo de Seguridad de la ONU. "Nos parece que es la única forma de avanzar", dijo a los periodistas el embajador francés ante Naciones Unidas, François Delattre.

Paris pediría en la resolución medidas que garanticen un cese de las hostilidades, incluiría una propuesta estadounidense de dejar en tierra la aviación siria, y establecería un mecanismo internacional que supervise el alto el fuego.

Delattre no dio detalles de cuándo podrían votar los miembros del consejo por el texto y dejó claro que su intención es el consenso, o "tratar de unir al Consejo". En el pasado, Rusia, que es gran aliado del régimen de Bachar al Asad en el Consejo de Seguridad, ha vetado varias iniciativas de las potencias occidentales sobre Siria. En cuanto a esto, Delattre subrayó que la resolución puede servir para que cada miembro del Consejo de Seguridad se enfrente "a su propia responsabilidad".

JCG (EFE, dpa)

DW recomienda

ADVERTISEMENT