Unión Europea permitirá entrada a expertos de fuera de Europa | Europa | DW | 13.09.2007
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Unión Europea permitirá entrada a expertos de fuera de Europa

En un congreso sobre migración, el comisario europeo de Justicia, Franco Frattini, esboza su plan para mejorar el mercado laboral: una tarjeta azul para personal altamente cualificado. ¿Qué es mejor, blue o green card?

Franco Frattini, comisario europeo de Justicia

Franco Frattini, comisario europeo de Justicia

Una blue card hará factible que personal especializado, oriundo de terceros países, pueda emigrar hacia la Unión Europea con el expreso fin de trabajar. La meta de este proyecto es paliar la carencia que existe actualmente en el mercado laboral y mejorar las posibilidades europeas para competir en el mercado internacional, sobre todo teniendo en cuenta al gran contendiente, Estados Unidos. En África y Asia se presume que están estos especialistas que, potencialmente, mejorarán el mercado laboral.

Azul versus verde

Azul como la bandera europea debería ser la nueva tarjeta, no verde como el dólar estadounidense. El comisario europeo de Justicia, Franco Frattini, pretende que se la otorgue solamente a personal altamente cualificado.

Graves son los problemas de un mercado laboral en una sociedad que se vuelve simplemente más vieja sin que haya relevo en las generaciones más jóvenes, más aún teniendo en cuenta buena parte de los especialistas emigra con destino Estados Unidos. “Europa debe volverse más atractiva para esos profesionales”, declaró Frattini en una conferencia sobre migración en Lisboa, capital europea que ostenta en este momento la presidencia rotativa de la UE.

Montage deutscher Reisepass vor Europaflagge

La tarjeta azul deberá competir, duramente, con la green card estadounidense. Cabe resaltar que la verde posibilita una estadía ilimitada en el gigante norteamericano. La azul tendría sólo una duración de dos años y está ligada, por lo menos hasta el momento, a una serie de condicionantes. Uno de ellos es que el sueldo del profesional inmigrante debe estar muy por encima del salario mínimo de un ciudadano de la UE.

Con el tiempo y los años sería posible conceder una estadía ilimitada para todo el ámbito de la UE. Los estudiantes extranjeros que terminen sus estudios en algún país europeo, tendrían derecho a obtener automáticamente la blue card.

Con esta propuesta, el comisario Frattini pretende lograr armonía y transparencia en las legislaciones de migración que rigen en este momento –cada una a su aire- en los 27 miembros del club europeo. En el caso de Alemania, la blue card no cambiaría mucho, pues –por lo menos en teoría- se han creado ya diversos canales con el objetivo de que este tipo de personal llegue a laborar en el país.

En Alemania sólo el sueldo difiere

El concepto de Berlín y el de Bruselas difieren, sin embargo, en el monto del sueldo que debe ser percibido: con 85.000 euros anuales Alemania supera en mucho al nivel en que se mueve la condicionante del comisario de Justicia.

Franco Frattini anuncia para finales de octubre de este año la presentación del concepto. Luego, les tocará a los ministros del Interior de los 27 socios aprobar el proyecto. Desde hace años intentan ponerse de acuerdo en unas directrices generales que valgan para todos.

Según los datos que maneja la Comisión Europea, el 85 por ciento de la migración hacia la UE es poco cualificada; en el caso de Estados Unidos, este rubro no supera el 5 por ciento de la migración total. Es más, el 50 por ciento de la migración cualificada a nivel internacional tiene como destino Estados Unidos. Las organizaciones de ayuda al desarrollo ven en esta tarjeta azul un grave peligro para el Tercer Mundo: la fuga de cerebros, ahora con destino Europa.

DW recomienda