Unión Europea: mensaje de advertencia a traficantes de inmigrantes ilegales | ACTUALIDAD | DW | 12.07.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

ACTUALIDAD

Unión Europea: mensaje de advertencia a traficantes de inmigrantes ilegales

No hubo consenso sobre la distribución de solicitantes de asilo en la reunión tripartita entre Italia, Austria y Alemania en Innsbruck, Austria. Viena empero, manda un mensaje a las redes de comercio de personas.

Después de su reunión tripartita en Innsbruck, el extremista de derecha italiano, el populista de derecha austríaco y el conservador alemán se mostraron a la prensa sonriendo, como si fuesen uña y carne. Los tres ministros del Interior, de la mano, alabaron el nuevo nivel de cooperación en cuestión de migración. El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini (LEGA), habló de una amistad incipiente. Herbert Kickl (FPÖ), presidente del Consejo de la UE, estaba contento con el cambio de paradigma en política migratoria. "Creo que todos estuvimos de acuerdo en que queríamos arreglar las cosas en un ámbito, donde ha habido cierto desorden durante demasiado tiempo", dijo Kickl.

El ministro del Interior alemán, Horst Seehofer (CSU), no estaba tan eufórico, pero también confirmó que había hablado mucho con los dos colegas populistas de derecha, quienes apuestan por una línea dura en política migratoria. "Estoy muy contento de que no solo haya surgido un movimiento visible dentro de la UE, sino que los tres países, Alemania, Italia y Austria estén trabajando muy estrechamente para llevar este tema central y actual a buen puerto", dijo Seehofer en Innsbruck, donde los 28 ministros del Interior de la UE se reúnen para celebrar reuniones informales.

Salvini, no a los centros de asilo en Italia

El ministro del Interior de Austria, Kickl, reiteró su propuesta de mantener a los solicitantes de asilo tan fuera de la UE como sea posible. "Queremos enviar un mensaje claro al mundo, especialmente a las redes de inmigración ilegales, de que en el futuro ya no será posible acceder al territorio europeo si no se tiene derecho a protección", dijo Kickl. En la última cumbre, la UE acordó establecer los llamados "centros de desembarco" en el norte de África o "centros de asilo" en las ciudades portuarias europeas para decidir sobre la vulnerabilidad de los solicitantes de asilo.

Los 28 ministros del Interior de la UE discutieron en Innsbruck sobre cómo y quién podría construir y gestionar dichos centros. Sin embargo, no hubo consenso al respecto, ya que incluso Italia, de donde proviene la propuesta, no quiere albergar un centro de asilo en su territorio. El ministro italiano Salvini está plenamente convencido de su política de rechazar barcos con náufragos a bordo. "Estoy muy satisfecho porque las propuestas italianas ahora se han convertido en propuestas europeas: reducir el número de travesías por mar, muertes y problemas", argumentó.

El ministro del Interior alemán, Horst Seehofer, durante una rueda de prensa en Inssbruck.

El ministro del Interior alemán, Horst Seehofer, durante una rueda de prensa en Inssbruck.

No al sistema de cuotas de inmigrantes

Sin embargo, el comisario de la UE, Dimitris Avramopoulus, encargado de migración, advirtió que se debe respetar la Convención de Ginebra sobre Refugiados y los valores de la UE. No se puede simplemente poner fin a la acogida de náufragos. "Negar la entrada es fácil, pero ¿quién será responsable si realmente hay muertos?", preguntó Avramopoulos. El comisionado de la UE señaló una vez más que los Estados miembro de la UE deben, antes que nada, ponerse de acuerdo sobre los nuevos "Reglamentos de Dublín". Hasta ahora, el primer país de acogida es responsable de los solicitantes de asilo, lo que Italia y Grecia rechazan. La mayoría de los Estados que no tienen fronteras exteriores de la UE, por ejemplo, Alemania, desean que esa norma se siga cumpliendo.

La cuestión es qué país está dispuesto, de verdad, a acoger a los solicitantes de asilo ubicados en centros europeos y en el norte de África. La mayoría de los países rechaza un sistema de cuotas, prefiere que se haga de forma voluntaria.

¿Qué país quiere acoger a sus inmigrantes?

Aunque los tres ministros del Interior de Italia, Austria y Alemania se han declarado a sí mismos como la "Coalición de los Proactivos", el problema del ministro alemán Horst Seehofer sigue sin resolverse. Ni Austria ni Italia están dispuestas a volver a acoger directamente a los solicitantes de asilo rechazados en la frontera con Alemania. Seehofer quería haber comenzado a impedir, desde hace tiempo, la entrada de solicitantes de asilo que están registrados en Italia o Grecia, por ejemplo. Sin embargo, después de una crisis gubernamental con la canciller alemana, Merkel lo obligó a lograr acuerdos bilaterales con los Estados afectados: Austria, Italia y Grecia.

Los tres ministros acordaron establecer un grupo de trabajo para reunirse la próxima semana en Viena. Hasta principios de agosto, debería ser posible evaluar si se llegó a un acuerdo, dijo Seehofer vagamente. Si no, tendría que actuar solo, sugirió el político: "Cuanto menos logren los europeos juntos, más importante será aplicar medidas nacionales".

Bernd Riegert (rmr/jov)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda